3 de agosto de 2020 10:56 AM
Imprimir

Carnicerías boutique a Uruguay y torres eólicas a EE.UU: vuelven las exportaciones de nicho

Biffe es una carnicería sin carnicero y está exportando el modelo y la carne premium de un frigorífico de La Pampa. A su vez una alianza de una empresa argentina y de la española Gri fabrica las torres eólicas que se utilizan en EE.UU. Un juicio en Australia que puede impactar en Argentina y qué está en juego en la alianza con los chinos para la producción de cerdos, entre otros secretos empresarios.
  • Biffe es una carnicería boutique que nació con apenas US$ 10.000 de capital de la mano de Federico Tesio y Eduardo Canedo, de 43 años, uno experto en casi todo y el otro abogado y fotógrafo que eran amigos y a su vez conocían a un tercero que ya era gerente de un frigorífico exportador de carne de alta calidad. Decidieron una alianza estratégica a fines de 2016 para abrir carnicerías sin carnicero, es decir vender los cortes de carne de vaca, cerdo y cordero envasada al vacío que les llega desde el frigorífico ubicado en General Pico, de la familia Lowenstein. El frigorífico les desarrolló una marca especial de carne, Ora Pampa, de venta exclusiva en sus locales que ya crecieron a 12 y están desembarcando en Mendoza y Córdoba. Al no tener que efectuar cortes de carne, sino contar con alternativas desde el envasado al vacío; los puestos de venta son más pequeños y pueden funcionar con un solo empleado. Eso sí, la clave, según afirman, es una calidad muy estandarizada y la ubicación. Así, arrancaron en Palermo Chico luego en Recoleta y crecieron con franquicias. La novedad es que en cuanto termine la pandemia exportarán el modelo y las carnes desde General Pico a Montevideo y Punta del Este. Es curioso pero en esta cuarentena les explotaron las ventas.
  • El último miércoles se concretó la primera exportación de torres eólicas desde la Argentina a Estados Unidos, toda una proeza. La compradora fue la empresa Vestas, una de las líderes mundiales en energía eólica. La exportación partió desde el Puerto Dock Sud a los Estados Unidos. Y la producción de las torres fue realizada en tiempo récord, pese a la pandemia. Se hizo en el buque MV Donaugrach que comenzó a operar a través del Grupo Loginter en el muelle público de Puerto Dock Sud. El buque cargará un total de 45 tramos de torres eólicas Vestas de 120 toneladas cada una. Y se exportarán 102 tramos de torres eólicas. La fabricación estuvo a cargo de GRI Calviño Towers Argentina, una sociedad entre la española GRI Renewable Industries y la argentina Metalúrgica Calviño. El proyecto nació en 2017 con el objetivo es fabricar torres eólicas de clase mundial. Cuentan con una planta de 50.000 metros y tuvieron el apoyo del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación y el bonaerense, además del INTI. Argentina, con siete parques eólicos funcionando, ya es el quinto país del continente en energía eólica, detrás de Estados Unidos, Brasil, México y Canadá.
  • La reunión de Cristina Kirchner con los representantes del Consejo Agroindustrial Argentino que le llevó sus propuestas para aumentar las exportaciones a US$ 100.000 millones, generó otra grieta en el campo. La Rural es la única entidad que no integra esa asociación que une a toda la cadena agroindustrial. Y su postura obedece a que están convencidos que el objetivo es lograr que se reinstale el diferencial arancelario de 3 puntos que permite a la industria acceder a menor precio a la materia prima para su procesamiento. Ese diferencial fue eliminado por Mauricio Macri y trajo severos problemas a la industria aceitera. En la Rural están impulsando una alternativa al Consejo Agroindustrial junto con los grupos CREA y Apresid, la asociación de siembra directa.
  • La posibilidad cierta de que los chinos desarrollen en la Argentina criaderos de cerdo para exportación alertó a organizaciones ecologistas que pusieron la mira en el bienestar animal. Y también a productores locales que temen que en algún momento China pueda cerrar su mercado y Argentina quede con abundante volumen y precios deprimidos. En este debate, el ministerio de Agricultura aún no dio a conocer su posición pero la inversión china cuenta con la defensa de la Cancillería y de la Cámara Argentino-China de la Producción, la Industria y el Comercio, bajo la batuta de Carlos Spadone. Los chinos buscan socios argentinos para llevarlo a cabo. “El proyecto prevé generar proteínas de buena calidad nutricional, agregando valor a productos primarios como el maíz, soja y otras oleaginosas. Hoy nuestros granos y harinas vegetales alimentan las producciones porcinas de Chile, China, Europa, Vietnam y muchos otros países. Parte de ellas podrían ser transformados en carne de cerdo en el país, con mano de obra argentina, para exportar con mayor valor agregado, mejorando así la balanza comercial con China”, sostuvo Spadone.
  • Euclides Bugliotti es un empresario potente en el interior del país desde su grupo Dinosaurio con cadena de supermercados y shoppings fue contundente: “Estoy todo el día viendo cómo hago para salir de este quilombo”, señaló al confesar que analiza cerrar varios de sus hoteles y vender el Orfeo Superdomo, el estadio y centro de convenciones de enormes proporciones que posee en Córdoba.
  • En Australia se presentó una acción colectiva, liderada por una chica de 23 años, contra el gobierno que puede impactar en la Argentina. El argumento del juicio es que Australia no revela cuál es su riesgo climático cuando emite deuda soberana. Y que, por eso, a las futuras generaciones les costará mucho más pagar estos compromisos con inversores extranjeros. Los recientes incendios de Australia, que fueron un récord a principio de año, fueron la inspiración para este juicio, sin precedentes en el mundo. En las negociaciones de deuda argentina se coló el tema del cambio climático y la vulnerabilidad del país para hacer frente a estos eventos. Fue tanto con BlackRock, que últimamente busca ser el adalid financiero del clima, como el FMI.
Fuente: Clarin

Publicidad