4 de agosto de 2020 21:24 PM
Imprimir

Deuda. Tras el acuerdo, para el campo ahora hay que estabilizar la economía

CompartiremailFacebookTwitterLa noticia del acuerdo con los bonistas por la deuda externa fue bien recibida por las principales entidades del agro, que se mostraron aliviadas por su concreción. Ahora en el sector esperan que el Gobierno tome medidas para estabilizar la economía y lograr que aumenten las inversiones en la actividad. “El acuerdo por la deuda es, como hemos […]

La noticia del acuerdo con los bonistas por la deuda externa fue bien recibida por las principales entidades del agro, que se mostraron aliviadas por su concreción. Ahora en el sector esperan que el Gobierno tome medidas para estabilizar la economía y lograr que aumenten las inversiones en la actividad.

“El acuerdo por la deuda es, como hemos venido sosteniendo desde hace tiempo, una condición necesaria para regenerar la confianza que se necesita para iniciar el camino de la recuperación de la Argentina“, indicó Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

“Sin duda para nuestro sector, financiarse y comercializar desde un país que ha llegado a un acuerdo con sus acreedores no es lo mismo que hacerlo estando en situación de default“, agregó el dirigente, que consideró que, aunque no garantiza el crecimiento por sí solo, el acuerdo es “ingrediente necesario para construir un horizonte de previsibilidad”.

“Cualquier acuerdo es bueno”, aseguró a LA NACION Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). “No avanzar en ese sentido significaba tener las puertas cerradas en el puerto del mundo, tener problemas comerciales para exportar y, por sobre todas las cosas, era perder capacidad de financiación. Habría tenido un impacto directo en el productor agropecuario”, completó Chemes.

Daniel Pelegrina, presidente de la Rural
Daniel Pelegrina, presidente de la Rural

En ese sentido, Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, coincidió con Chemes y consideró que el acuerdo es un paso hacia “una estabilidad interna tanto en lo fiscal como en lo financiero”.

“Ojalá sirva para ordenarnos y darle previsibilidad al sector agroindustrial”, agregó el dirigente, en consonancia con Pelegrina.

Pasos a seguir

Para los dirigentes rurales, lo importante ahora será estabilizar la economía, tanto en el frente interno como en el externo. “Después de esta pandemia, el Gobierno tendría que ver que podemos posicionarnos en un lugar un poco mejor con las exportaciones agropecuarias y saber aprovechar esto entablando buenas relaciones comerciales”, comentó Chemes.

Por su parte, Iannizzotto señaló que el acuerdo tiene que funcionar como un marco que de lugar a políticas de Estado, como el plan de Acuerdo de Inversión Productiva propuesto por Coninagro. “Hay que alentar a la inversión para producir trabajo y exportar para traer divisas“, explicó el dirigente, que cree que, si hay previsibilidad, las inversiones tanto internas como externas llegarán.

Chemes coincidió acerca de la importancia de las inversiones para el sector. “Será fundamental que haya mecanismos de financiación acordes a lo que vamos a necesitar internamente en el país para volver a poner en marcha todo el andamiaje productivo”, dijo.

Por su parte, Pelegrina hizo hincapié en la necesidad de reconstruir la confianza. Para el dirigente, varias medidas serían necesarias para lograr eso, entre ellas, “el control de la inflación y la recuperación de la moneda, una macroeconomía ajustada y ordenada, la calidad del gasto público orientada a la lucha contra la pobreza pero teniendo como meta generar competitividad para que por vía de la inversión y el trabajo, alcancemos el desarrollo“.

Desde Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, presidente de la entidad, señaló: “Como argentinos, valoramos que se haya podido alcanzar un acuerdo con los bonistas por la deuda, para poder cerrar este capítulo que nos sumió en la incertidumbre durante tantos meses. Esperamos, entonces, que en esta nueva etapa podamos dialogar con el gobierno para buscar las soluciones que necesitan los pequeños y medianos productores de todo el país, así como también poder avanzar con las propuestas para mejorar su situación”.

El Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), que integran más de 40 entidades del sector, también celebró el acuerdo en un comunicado.

“De esta manera se cierra un capítulo de incertidumbres y abre una posibilidad firme de dar mayor sustentabilidad a la recuperación económica del país. Esperamos que desde ahora, haya una relación constructiva y un mejor posicionamiento de Argentina en los mercados de capitales. Despejar incertidumbres macroeconómicas nos debería ayudar a sentar las bases de un crecimiento sostenido, con mayor equidad social y equilibrio regional, necesario para afrontar el difícil momento y la crisis profundizada por la pandemia COVID 19 que sufre nuestro país. El sector agroindustrial, continuará potenciando su aporte para contribuir a la recuperación”, dijo el CAA.

Por: Malena Duchovny

Fuente: La Nacion

Publicidad