6 de agosto de 2020 11:32 AM
Imprimir

Entre los empresarios del agro domina el pesimismo

El 66% de las compañías cree que en un año la economía estará peor. En el sur de Córdoba, una de cada cuatro firmas sufrió problemas por las restricciones para evitar la propagación del Covid-19.

Una nueva encuesta SEA realizada por los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Crea) determinó que entre los empresarios del agro aún domina el pesimismo.

El relevamiento respondido por 1.181 compañías agropecuarias de todo el país dejó como resultado que el 66 por ciento prevé que la situación económica empeorará dentro de un año.

Y eso tendrá impacto en la actividad, aunque menor: un 45 por ciento estima que la situación económica y financiera de su empresa podría empeorar en ese mismo plazo. 

Un aspecto que cabe aclarar es que este sondeo se realizó antes de que se conociera el acuerdo con los acreedores internacionales por la deuda externa. De todos modos, a las expectativas del agro no solo las perjudica la crisis que viene atravesando la Argentina sino los bajos valores internacionales de los granos y una perspectiva climática poco favorable. 

Sobre ese punto, la encuesta SEA muestra que, por primera vez desde 2015, la superficie agrícola promedio por arrendar sería inferior a la de la campaña anterior “a causa, entre otros factores, de la progresiva depreciación del valor del grano –la moneda agrícola– frente a la tierra productiva”, expresó Crea.

Efecto Covid-19

Por otra parte, otra de las consultas realizada por la entidad a sus asociados fue si habían experimentado dificultadas para comercializar sus productos a causa de las restricciones logísticas implementadas para evitar la propagación del Covid-19.

El 15 por ciento contestó que sí, y hubo algunas regiones donde la tasa fue más alta, como Litoral Norte (NEA), Patagonia, Centro (San Luis y centro-sur de Córdoba), NOA y Chaco Santiagueño.

En el sur de Córdoba, la tasa de empresas perjudicadas por las restricciones llegó al 23 por ciento, fundamentalmente por la imposibilidad de trasladarse hacia San Luis. 

En otros casos, como porcinos y ovinos, el problema fue que la pandemia generó una caída importante de la demanda interna como consecuencia del aislamiento obligatorio.

Fuente: AgroVoz

Publicidad