6 de agosto de 2020 13:31 PM
Imprimir

Expertos en bienestar animal dieron a conocer ampliación de importante aporte

Desde sus comienzos en Missouri, Estados Unidos, la empresa Indiv es un actor importante en la producción primaria agropecuaria. La compañía también está en Argentina.

Indiv es una empresa internacional que siempre estuvo ligada al sector agropecuario. Nació en 1964 en Missouri, EEUU y comenzó como proveedor de equipamiento y soluciones para la avicultura en Centroamérica y Caribe.
En 1992 desembarcó en Argentina, para proveer de sistemas y soluciones al mercado interno y a los países del cono Sur.
“En Argentina estamos ubicados en Rosario, Santa Fe. El crecimiento para nosotros fue sostenido, y desde ese tiempo hasta hoy, nuestras planta, depósito y oficinas son las más grandes de la empresa a nivel global, y desde donde ampliamos nuestra cartilla de soluciones hacia otros sectores con nuestras divisiones de porcicultura y de estructuras prefabricadas, las cuales exportamos hacia todo el mundo”, dijo Facundo Domínguez, responsable de ventas en la División Tambos de Indiv, segmento que está en foco por parte de la compañía.
Y tal lo publicado por TodoLechería, con el fin de diversificar y aplicar la estructura profesional y el conocimiento sobre temas asociados con la climatización y la mejora productiva, durante los últimos 5 años, Indiv comenzó a desarrollar las divisiones de ventilación industrial y energías renovables.
A la vez, luego de varios años de aprendizaje, investigación y pruebas “podemos decir que en este 2020, ingresamos al sector lechero argentino y buscamos posicionarnos como el mejor partner estratégico para el productor en proyectos e inversiones del rubro, abarcando múltiples opciones en equipamiento para desarrollar la actividad de la forma más eficiente posible”, puntualizó Domínguez.
* Diseños a medida, enfocados en el bienestar animal.
“En sus más de 56 años de vida, nuestra empresa dio siempre gran importancia al confort animal como componente fundamental para la producción agropecuaria y alcanzar los máximos rendimientos, por lo cual se estudió la aplicación de bienestar animal en lechería con especialistas de las universidades de Iowa y Wisconsin de EEUU, en paralelo con asesores israelíes que están a la vanguardia en el tema”, indicó Domínguez.
¿Qué vincula a Indiv con la lechería a nivel global y en Argentina?, se le preguntó a Domínguez, y respondió “con la lechería nos vincula el expertise y conocimiento en la aplicación de equipamiento y tecnología para una mejora productiva, y de rentabilidad en el sector”.
* Indiv trabaja en Argentina desde hace más de 25 años.
“Lo hacemos muy cerca del productor y es así como donde descubrimos ciertas necesidades en el sector, que se están dejando de lado o postergadas. Nuestra misión es que el productor pueda mejorar su productividad con el agregado de infraestructura, equipos y soluciones dependiendo de cuál sean las carencias de su establecimiento”, puntualizó.

PLUSVALOR DE LA COMPAÑIA
Domínguez fue concreto cuando se le solicitó saber el plusvalor de la compañía en la lechería argentina, y sentenció “resultados Inmediatos”, afirmó y argumentó que “el enfoque está apuntado a lo que somos especialistas y bien direccionados a que el productor vea los resultados inmediatos, tanto productivos, como económicos. Conceptualmente el tambo es mucho más que la ordeñadora. A todos esos sistemas, equipamiento y soluciones en infraestructura es hacia donde apuntamos”. Domínguez amplía sus argumentos cuando puntualiza que “en esta primera etapa de ingreso al mercado, nos enfocamos fuertemente en sistemas para combatir el estrés por calor, que es el problema más grande que identificamos y hoy podemos abordar con creces”.

POR LA FALTA DE INVERSIONES
Es claro que el sector lechero exhibe falta de inversiones que aborden el problema del estrés calórico en los más de 130 días donde la vaca está fuera de su zona de confort térmico, lo que trae consecuencias de todo tipo, que se traducen en gastos y pérdidas, y es lo que afecta la rentabilidad real del ejercicio completo.
Al respecto, Domínguez manifestó “se pierde, en algunos casos, hasta un 30% de rentabilidad en mermas productivas y problemáticas asociadas, tales como enfermedades, consumo alimenticio, reproducción, y es algo a resolver inmediatamente”.
* “No vendemos equipos, sino soluciones”.
Al ser preguntado sobre la paleta de productos, Domínguez se anticipó expresando “no vendemos equipos sino soluciones”.
Y detalló una serie de herramientas tecnológicas que propone la compañía.
“Proveemos desde ventilación, llámese forzadores de aire, con una línea muy completa, de todo tipos y tamaños dependiendo de la infraestructura que el establecimiento posee y del bolsillo del cliente, sistemas de mojado automáticos que incluyen cuadrículas de duchas para corrales de espera, sistemas automáticos para líneas de mojado en calles de alimentación, duchas con sensores automáticos para salidas del ordeñe o bretes de tránsito, hasta estructuras metálicas para galpones y sombras para área de descanso, enfriadores evaporativos para salas de ordeñe, sistema de alimentación automáticos para facilitar el suministro de alimento en el ordeñe, y silos”, argumentó el responsable de ventas en la División Tambos de Indiv.

ACUERDO COMERCIAL

Asimismo Indiv está trabajando un acuerdo comercial con una empresa de primera línea a nivel internacional para incluir cubículos separadores para freestall, headlocks, pisos de goma, bebederos y cepillos para higiene, entre otros productos tope de gama.
“Pero también apostamos a la industria nacional, con fabricantes locales de ciertos equipos para que no falten opciones posibles para todos en nuestro catálogo”, apuntó Domínguez.
En paralelo, la división de Energías Renovables de Indiv, ofrece soluciones en instalaciones de energía solar fotovoltaica, para reducir el impacto ecológico, disminuir costos operativos y solucionar problemas operativos o de potencia.
* Tambos argentinos en línea con tendencias globales.
“No nos lo imaginamos de otra forma. El bienestar animal no debería ser conversación. No hay nada más importante que nuestros animales. Si ellos tienen las condiciones que por naturaleza y genética precisan, van a producir, convertir y entregarnos su máximo potencial. Los productores que vienen trabajando haciendo foco en esto, son los que obtienen los mejores resultados, no importa el tamaño del establecimiento”, señaló Domínguez.
Es que el bienestar animal es una de las trazas de una lechería viable y sustentable a nivel global, y en Argentina hay interés de la demanda que va por ese lado.
Y sobre ello expresó “lo vemos en clientes que ya confiaron en nosotros, como Montechiari en Monte Maíz, que con un galpón de compost con muy buena ventilación natural y robots de ordeñe Lely, sigue apuntando a la mejora y tiene nuestros equipos Cyclone 54’’ de ventilación para el área de descanso, ventiladores de 36’’ para los robots y sistema de mojado automático para la calle de alimentación del establo”.

OTROS CLIENTES

La compañía que tiene base en Rosario fue ganando otros clientes en el universo lechero como Dovio, en San Jorge (Santa Fe), Lácteos Tonutti, en Villa Gobernador San Martin, Entre Ríos, y gente de Sacanta (Cba.) y San Guillermo (Sta. Fe) donde se incorporaron sombras prefabricadas, sistema de mojado y ventilación automáticos y por ciclos para el corral de espera y enfriadores evaporativos para la sala de ordeñe.

DESAFIOS EN LA POSPANDEMIA

¿Qué desafíos cree que la postpandemia le impondrá al sector lechero, y en particular a Indiv? se consultó a Domínguez, y respondió “en nuestro caso, y en el de la mayoría del sector, sabemos que la industria de alimentación así como el agro no puede parar. No importan las condiciones. El desafío postpandemia creemos va a ser económico, muchos sectores están sufriendo una caída importante, lo cual directa o indirectamente se refleja sobre los demás”.
Y añadió que “como empresa, nuestro aporte y estrategia para poder insertarnos en el mercado en estos tiempos difíciles, es ofrecer soluciones de calidad/precio posibles para el productor, y facilidades en las formas de pago. Queremos acompañar al productor de la manera más cercana, y hoy nos complican un poco las restricciones de movimiento y el distanciamiento social. Para ello, estamos cerrando pequeños acuerdos con agentes de diferentes zonas que nos van a proveer esa cercanía al cliente y nos van a acompañar en las distintas etapas del proceso”.

Publicidad