8 de agosto de 2020 02:41 AM
Imprimir

El asado en Río Negro ya llegó a los 600 pesos

"EFECTO BARRERA"

El precio de la carne se disparó en las provincias de Río Negro y Neuquén: en tan solo una semana, los cortes se encarecieron en promedio en unos 50 pesos. Desde las carnicerías y frigoríficos de la región patagónica sostienen que es por la escasez de animales y el aumento en los valores de los insumos.
El aumento en los precios de la carne no se detiene en las provincias al sur del río Colorado, que en tan solo una semana se registró una estrepitosa suba de entre el 15 y 20 por ciento promedio en todos los cortes. Una situación que ocasionó que en las carnicerías patagónicas sea una misión imposible encontrar el kilo por debajo de los 600 pesos,.
Así lo aseguró un informe que realizó el diario Río Negro, que indicó que esta suba es generalizada no solo en esa provincia, sino en toda la región patagónica. ¿El motivo? Los referentes de la actividad señalan que son varios: la escasez de animales que se registra en esta época del año, los costos en alza para alimentar a los terneros y la competencia con los compradores de Chubut y Santa Cruz, que pagan un precio mayor y llevan hacia arriba los valores en los frigoríficos locales.
Situación que impactó de lleno en los bolsillos de los consumidores que, ya de por sí, vienen golpeados por la crisis económica que se agudizó con la pandemia del coronavirus. Un golpe que no da respiro porque este viernes se volvió a registrar una nueva actualización en los precios.

Los motivos
El titular de la Federación de Sociedad Rurales de Río Negro, Baldomero Bassi señaló al mencionado medio que el ternero hace un mes atrás valía 100 pesos por kilo en pie, hoy está en 150 pesos. «El aumento es por la estacionalidad. En esta época hay poco ternero, también muchos productores prefieren engordar a los animales para ganar unos kilos y no hay tanta oferta», manifestó.
En ese sentido, explicó que este incremento se traslada al engordador, que es otro eslabón de la cadena. Luego el engordador vende los animales al matarife. «Antes se la vendía a 250 pesos el kilo y ahora se lo vende a 290», precisó. Finalmente, cuando llega a la carnicería el kilo de media res vale 320 pesos. «Después el carnicero lo vende al precio que considera», explicó y agregó: «Agregó que hubo un par de remates donde el ternero llegó a pagarse a 180 pesos. «Eso marcó la tendencia en los valores».
Alicia García, presidenta de Sociedad Rural del Alto Valle, apuntó más a los factores climáticos, como las últimas nevadas en la Línea Sur y al aumento de los costos de crianza del ternero, tanto en el forraje como el alimento balanceado. «Venimos de una sequía estrepitosa a una nevada que no ocurría hace 20 años. En la Línea Sur hubo una mortandad tremenda por el frío y la falta de pastura, ha disminuido la cantidad de carne a ofrecer», expuso.
Desde las Sociedades Rurales contó que están enviando a pequeños crianceros alimento para salvar a la gente y a los animales. Finalmente, Rodrigo Jagüel, dueño de un frigorífico y de carnicerías de Roca manifestó que además de la escasez por el frío los compradores de la provincia deben competir con los que vienen de Chubut y Santa Cruz.
«Allá no miran el precio porque es zona petrolera y como tienen escasez de animales vienen a comprar a Valle Medio pero pagan valores por arriba de que se trabaja en la zona, eso levanto el precio nuestro», dijo.

Alza continua.
Este fenómeno -de acuerdo a estas apreciaciones de fuentes ligadas al sector y consultadas por el diario Río Negro- presionaron mucho sobre los precios, y la hacienda en pie en la Patagonia «subió un 25% y sigue en alza», y ese «25% podría ser una tasa anual, no una suba en tan poco tiempo».
Se indicó que «esto lógicamente es trasladado por la industria y luego por los carniceros a los precios al público, pero todavía no pudo ser trasladada en su totalidad dada la situación general, o sea operadores frigoríficos y cadenas de supermercados han perdido rentabilidad», y «en concreto, se trasladó sólo una parte».
Las fuentes consideraron que «es cierto que el asado está mucho más caro que en el norte, pero la realidad es que los precios de la hacienda regional hoy están no menos de un 30% arriba del norte del río Colorado» y resulta «imposible no trasladar los precios en la cadena agroindustrial cuando la suba de la materia prima (hacienda en pie) es tan grande».
Esta es la explicación real que brindan los expertos en la materia que sostienen a su vez, que «sería muy injusto poner a los frigoríficos o supermercados o carniceros como culpables del aumento de la carne, y la verdad es que la hacienda subió a niveles exorbitantes y no hay oferta con volumen todavía por lo que por lo menos para agosto el panorama es muy incierto».

Publicidad