8 de agosto de 2020 11:44 AM
Imprimir

Martín Lage: “El productor agropecuario siempre es optimista”

Uruguay : El Ing. Agr. Martín Lage, responsable técnico de Lage y Cía., habló del negocio agrícola en Uruguay en los últimos años y dijo que “si uno mira el total del área, los cultivos de invierno están muy lindos”. A su vez, manifestó que hay un “mercado con demanda en crecimiento para los productos biológicos”, enmarcado en una “forma de producción sustentable en el largo plazo” y añadió que el producto Endo-Rice puede “aumentar hasta un 7% el rendimiento de una chacra de arroz”. El gran desafío de la producción agrícola en el mundo es incrementar la producción cuidando los recursos naturales y evitando contaminaciones en el medio ambiente.

-En general, ¿cómo ve el negocio agrícola en Uruguay?
-En los últimos 4 años se ha percibido una estabilización del área agrícola, porque el negocio no es tan claro como lo era antes. Sin dudas hay problemas de costos de producción. También en estas últimas zafras hemos tenido problemas productivos por condicionantes del ambiente. Los actores que están en el sistema están trabajando muy bien, y aún con márgenes finitos son optimistas que en el mediano plazo puede haber un cambio. El productor agropecuario por definición siempre es optimista y a pesar de las condicionantes de corto plazo busca que sus cultivos tengan altas producciones. Hoy hay que lograr altos rendimientos con el menor costo posible, y no vemos que porque el margen se haya reducido la tecnología aplicada a los cultivos sea inferior que en algunos años atrás.

-¿Cómo vio la última campaña de cultivos de verano?
-Estuvo condicionada por la falta de agua. Arrancó bien en el litoral norte, con buena condición hídrica hasta mitad de febrero y cultivos que mostraban un excelente potencial. Luego de mitad de febrero se cortó el agua y hubo rendimientos muy bajos en soja, e incluso en algunos casos jugó en contra haber desarrollado cultivos con mucho crecimiento ya que demandan más agua. En el centro y sur siempre se estuvo con el agua muy justa, y sobre el final del ciclo la faltante extrema terminó con rendimientos generales muy bajos en la soja y el maíz, aunque algunas chacras se defendieron bastante bien. Además, los precios no acompañaron y los márgenes fueron muy chicos. Precisábamos una buena zafra por cómo veníamos y esto impactó fuertemente, con productores con resultados negativos.

-¿Con qué expectativas se ve esta zafra de cultivos de invierno?
-Los cultivos están muy lindos en términos generales. Se sembró temprano y eso ayudó a una buena instalación de los cultivos. En la última parte de la siembra hubo chacras afectadas por el exceso de agua, y eso obligó a resembrar algunos campos. El trigo y la cebada vienen muy bien. La colza varía dependiendo de la fecha de siembra: hay un porcentaje que está muy lindo pero hay chacras afectadas por las heladas. En términos generales, si uno mira el total del área, el arranque es muy bueno. Necesitamos una primavera fresca y sin excesos hídricos, pero el comienzo del partido define buenos potenciales de rendimientos.

-¿Cómo vienen trabajando desde Lage y Cía. con las exportaciones?
-Lage y Cía., como parte de Lallemand, tiene un mercado interesante y en crecimiento. En nuestra fábrica de Montevideo hacemos inoculantes que van a Brasil, Estados Unidos, Canadá, Ucrania y Rusia como principales mercados, así como también a Paraguay, Bolivia, Sudáfrica, Zambia y México. Producimos inoculantes para todas las leguminosas de área comercial. En el mercado de exportación estamos trabajando en soja, maní, porotos y algo de alfalfa. Producimos inoculantes tanto líquidos como en soporte de turba. La calidad de los productos nos ha permitido crecer. Apuntamos a la óptima calidad y eso nos defiende en el campo para que el producto funcione y los productores y clientes queden conformes. En algunos mercados operamos con fuerza de ventas propia, como en Brasil, pero en otros mercados trabajamos con distribuidores. El servicio de asistencia técnica también nos diferencia.

-En el marco de un mundo con desafíos ambientales crecientes, ¿cómo vienen trabajando con los productos biológicos?
-Lallemand es una empresa de productos biológicos por definición, que son aquellos insumos a base de microrganismos vivos que tienen una función en el cultivo, que va desde la protección, la nutrición o la estimulación del crecimiento. Entendemos que hay un mercado con una demanda en crecimiento, basado en la búsqueda de una forma de producción sustentable en el largo plazo. El mercado uruguayo está teniendo un interés creciente, además del que existe para los ya conocidos inoculantes usados en soja y praderas. Se ha visto que los sistemas agrícolas necesitan ciertos cambios en relación a lo que fueron años atrás, por ejemplo con la expansión de la soja, y estos cambios implican rotaciones, incorporación de cultivos de cobertura, uso más racional de los productos químicos e incorporación de productos biológicos. A esto se llama manejo integrado, que busca producir conservando los recursos del ambiente. La empresa está desarrollando varios productos, de los cuales algunos ya están disponibles en el mercado. Pero la apuesta es fuertemente a la investigación y desarrollo de nuevos productos biológicos. En Uruguay existe una normativa específica, exigente en calidad, que hace que los productos en el mercado cuenten con una evaluación y validación previa por parte del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

-¿Cómo viene el desarrollo del producto Endo-Rice?
-Endo-Rice es un producto que cuenta con casi 15 años de información de ensayos de campo. Todo comenzó con una idea que nos planteó el Ing. Agr. Nicolás Chebataroff en la jornada de arroz de INIA Treinta y Tres en 2006, y nosotros desarrollamos. Hemos visto un producto que tiene un aumento de rendimiento en el cultivo muy interesante y consistente. No ha sido fácil trabajarlo en Uruguay por lo que ha sido la realidad del sector arrocero en los últimos años. Tenemos expectativa de que con esta mejora que se está dando en los precios la tecnología se adopte de mejor manera. Es un producto muy bien evaluado en campo por consultoras independientes como Conarroz. Se comenzó desarrollando para aplicación en semilla.

Hernán T. Zorrilla

Encargado del área agrícola del Portal Rurales El País.

Fuente: El Pais

Publicidad