11 de agosto de 2020 11:26 AM
Imprimir

Industrias yerbateras reclaman salir de Precios Máximos: “estamos en una situación muy peligrosa”

CompartiremailFacebookTwitterEl fuerte aumento de los costos de producción, principalmente por la suba de la hoja verde o yerba canchada, y la imposibilidad de trasladar esos aumentos al precio final de los productos, está poniendo en vilo a las empresas yerbateras. Según advirtió Víctor Saguier, Presidente de la Cámara de Molineros de Yerba Mate, desde diciembre a […]

El fuerte aumento de los costos de producción, principalmente por la suba de la hoja verde o yerba canchada, y la imposibilidad de trasladar esos aumentos al precio final de los productos, está poniendo en vilo a las empresas yerbateras.

Según advirtió Víctor Saguier, Presidente de la Cámara de Molineros de Yerba Mate, desde diciembre a la fecha la materia prima aumentó un 70% en la zona productora (Corrientes y Misiones), mientras que el Gobierno tan sólo autorizó una suba del 4,5% en los productos finales, debido al programa Precios Máximos.

“El Gobierno no nos permite a la molinería subir precios, teniendo semejante aumento en los costos de producción. Estamos en una situación muy complicada, muy peligrosa”, afirmó el dirigente.

En diálogo con La Red Rural (AM 910 Radio La Red), afirmó que el aumento se debe a un conjunto de variables, entre las que mencionó la obsolescencia de los yerbales, las heladas de hace tres años y la sequía que se arrastra desde el año pasado, que influyeron en la menor disponibilidad de materia prima.

Además, destacó “cierta especulación” de algunos secaderos. Saguier comentó que los costos de “estacionar” la materia prima son altos, pero que sin embargo “hoy se cuida mucho la calidad”.

“Los tiempos de estacionamiento van de ocho a 10 meses promedio. Eso es merito de toda la cadena, pero con Precios Máximos no podemos actualizar precios, ni con oferta de mayor calidad. Esto genera que ya se empiece a reducir las variedades que llegan al mercado”, advirtió.

Con ese panorama, remarcó que las pequeñas y medianas empresas no están pudiendo hacer frente a la situación, por lo que en el mercado quedarán cada vez menos marcas: “quedarán las grandes empresas que tienen más espalda financiera”.

Fuente: a24.com

Publicidad