14 de agosto de 2020 00:41 AM
Imprimir

Libre comercio con Brasil: El detalle del acuerdo y la relación con el principal receptor de inversión chilena en el extranjero

El pasado miércoles el Congreso chileno despachó el proyecto firmado por los mandatarios de ambos países en noviembre de 2018.

Tras una negociación “récord” de cinco meses, y cuando el entonces Mandatario de Brasil, Michel Temer, se preparaba para entregar el poder a Jair Bolsonaro, una comitiva chilena encabezada por el Presidente, Sebastián Piñera, aterrizó en noviembre de 2018 en el gigante sudamericano con el objetivo de firmar un Acuerdo de Libre Comercio (ALC) y así profundizar los lazos comerciales entre ambos países.

Así, tras el apretón de manos protocolar y el acuerdo ya firmado -el cual contempla 23 capítulos que abordan diversas disciplinas-, este fue enviado a los respectivos Parlamentos para su tramitación. A un año y medio de aquello, el miércoles la Sala del Senado en Chile aprobó por 23 votos a favor, dos en contra y cinco abstenciones la iniciativa, con lo que fue despachada del Congreso para su promulgación.

Aunque aún falta por conocer lo que determinen los legisladores en Brasil, las autoridades en Chile celebraron lo visado por Congreso local. El ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand, expuso que “hoy más que nunca es esencial fortalecer nuestras alianzas comerciales para dar un impulso a la recuperación económica. Y este acuerdo va en la dirección correcta, al darle una estructura más sólida a nuestra relación con Brasil”, recalcando que “en 2019 fue nuestro primer socio comercial en la región, y el tercero a nivel mundial solo superado por China y estados Unidos”.

“Las exportaciones a Brasil concentraron el 4,5% de los envíos chilenos al mundo y el 30% de los destinos en América Latina. Y algo extraordinariamente importante, Brasil es hoy el principal destino de la inversión extranjera chilena en el exterior (…). Estamos hablando de una economía que tiene más de 210 millones de habitantes, que es la octava economía del mundo. Estamos hablando de un verdadero gigante con el cual nosotros tenemos una relación que data de muchos años, muy intensa y estamos dando un paso adicional”, agregó el canciller.

Actualmente, la relación bilateral entre ambos países se rige desde 1996 por el Acuerdo de Complementación Económica Chile-Mercosur, con el cual la totalidad de los productos que se comercializan lo hacen con un arancel de 0%. Y este nuevo acuerdo con Brasil, apuntó el senador Jorge Pizarro durante la exposición del proyecto hace dos días en la Sala del Senado, busca modernizar y ampliar “lo que es la cobertura de esos acuerdos comerciales a la realidad existente hasta el día de hoy entre Chile y Brasil”.

En ese sentido, el parlamentario indicó que el acuerdo “busca otorgar mayor certeza jurídica a las exportaciones e importaciones de ambos países, también hace hincapié en que permite la participación de proveedores chilenos de bienes y servicios en el mercado público. Esto a un tema sumamente positivo, porque eso implica el reconocimiento a que exportadores chilenos puedan acceder al mercado de compras del sector público brasileño e indudablemente que esto abre una oportunidad muy interesante para trabajar y avanzar por ejemplo en materia de comercio digital”.

A la vez, continuó, “lo que busca este acuerdo de libre comercio en la relación comercial con Brasil es la incorporación de nuevas disciplinas en materia de telecomunicaciones, destacando el tema del roaming, de tener un mismo roaming que no permita que exista un cobro diferido o como si fuera telefonía internacional”.

“Lo que busca también es un comercio transfronterizo de servicios, de medioambiente, en materias laborales, de género, de mipymes, operación económica comercial, evitando obstáculos técnicos al comercio. Que también haya acuerdo en medidas sanitarias y fitosanitarias, facilitación del comercio, de competencia, de buenas prácticas regulatorias, la entrada temporal de personas por negocios, y por primera vez en un acuerdo de libre comercio hay un capítulo de cadenas regionales y globales de valor, todo lo cual constituye un marco regulatorio moderno y que cumple con las expectativas y estándares internacionales actuales”, añadió.

Además, Pizarro señaló que el proyecto no irroga mayor gasto fiscal por conceptos de beneficios impositivos o de impuestos arancelarios, sumado a que las obligaciones derivadas de la aplicación de este acuerdo tampoco representan gasto para el fisco, “y en la eventualidad que lo hicieran, estas serán cubiertas con los recursos contemplados en la ley de presupuesto del sector público de cada año”, dijo.

Por su parte, el subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales (Subrei), Rodrigo Yáñez, señaló “la política comercial es hoy día un instrumento para reaccionar frente a la crisis, de dar resiliencia al comercio y de la futura reactivación económica, especialmente de nuestras pequeñas y medianas empresas. El ALC Chile y Brasil va en esa dirección”.

Asimismo, destacó, al igual que Pizarro, que esto permitirá que las pymes puedan acceder en igualdad de condiciones al mercado de compras públicas brasileño, “que en su conjunto genera diez veces más licitaciones que el mercado de compras públicas chileno. Asimismo, y gracias al capítulo de comercio electrónico, se facilitará la operación de los proveedores de servicios y productos digitales nacionales”.

La relación comercial entre Chile y Brasil

Según datos de la Subrei, y tal como comentó el canciller Allamand, Brasil es el principal socio comercial de Chile en la región, representando el 4,5% de las exportaciones nacionales al mundo y el 30% de los envíos en América Latina. El año pasado las exportaciones al gigante sudamericano totalizaron US$3.160 millones, presentando un descenso del 19% frente a 2018, mientras que en el primer semestre de 2020 los envíos anotaron US$1.256 millones.

En cuanto a importaciones, Chile compró un total de US$5.326 millones en productos y servicios brasileños en 219, mientras que en los seis primeros meses del presente año la cifra fue de US$1.844 millones. Así, el intercambio comercial entre ambos países en 2019 fue de US$8.806 millones, y la balanza comercial para Chile registró -US$588 millones.

Asimismo, según la subsecretaría, el año pasado Chile fue el principal proveedor de Brasil de productos como cátodos de cobre, salmones, vino envasado, metanol y yodo. Mientras que Chile fue el principal receptor de exportaciones brasileñas como carne deshuesada de bovinos, carrocería de vehículos y manufacturas de hierro y acero.

De hecho, el salmón fue el principal producto no cobre exportado a Brasil en 2019, por un total US$602 millones, y en el primer semestre de 2020 continuó siéndolo anotando US$206 millones. Ante esto, el presidente de SalmonChile, Arturo Clement, expuso a Emol que el ALC con Brasil “es una excelente noticia. A pesar de que no tiene una implicancia directa en cuanto a menores aranceles en la exportación de salmón, es una acción que ayuda a agilizar los procesos de las exportaciones y lograr facilitar el registro de nuevos productos”.

“Además, siempre es positivo seguir profundizando el vínculo comercial con Brasil, país con el cual tenemos una gran relación y un gran futuro para el salmón chileno”, añadió.

Otro gremio que celebró la noticia fue la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (Asoex). Su presidente, Ronald Bown, manifestó a este mismo medio que “cualquier ampliación de un Acuerdo de Libre Comercio es siempre bienvenido, ya que genera un mejor acceso a los mercados, especialmente en países como Brasil, ya que es en la actualidad el segundo destino de las frutas frescas chilenas dentro de Latinoamérica”.

En lo que va de la actual temporada de exportaciones chilenas de frutas, Chile ha enviado a los países de Latinoamérica 400.219 toneladas. De este monto, el 22,3% lo ha recibido Colombia, seguido de Brasil con el 17,4%, es decir, 69.624 toneladas de frutas frescas.

Actualmente, según Asoex, las cinco principales frutas chilenas exportadas a Brasil son manzanas, ciruelas, kiwis, uvas de mesa y duraznos.

En tanto, Jorge O’Ryan, director de ProChile, aseguró que “este acuerdo vendrá a mejorar las actuales condiciones de ingreso de bienes y servicios nacionales en el país, sobre todo para las pymes exportadoras, que hoy más que nunca requieren de nuevas opciones para ir construyendo la reactivación económica que nuestro país requiere para afrontar la destrucción de puestos de trabajo”.

“Le abrirá aún más espacio para esa nueva oferta exportable nacional, aquella desarrollada por empresas pequeñas, jóvenes y con altos grados de innovación y valor agregado”, dijo, añadiendo que “otro capítulo tremendamente relevante es la posibilidad para las empresas nacionales de participar en las licitaciones y compras públicas del Estado brasileño. Un mercado que anualmente mueve US$ 92 mil millones y que hasta el momento las exportadoras chilenas no tienen acceso como lo podrán tener una vez que entre en vigor este nuevo acuerdo”.

“Hoy Chile, gracias a los beneficios arancelarios que nos brinda el acuerdo de complementación económica de Chile con el Mercosur, es el principal proveedor de salmón fresco a ese mercado, así como los líderes en el mercado de vinos por más de 15 años. De la misma forma la fruta y el aceite de oliva juegan papeles protagónicos en la canasta diaria de los brasileños”, concluyó O’Ryan.

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/Economia/2020/08/13/994804/Acuerdo-libre-comercio-Chile-Brasil.html

Fuente:

Publicidad