16 de agosto de 2020 03:37 AM
Imprimir

Miguel Viganó: “Uruguay es país con certezas para los que venimos a invertir”

Si bien tiene inversiones en ambos países, se define como “empresario agropecuario uruguayo”, pues eligió este país para vivir con su familia. Aseguró que el gobierno uruguayo “ha dado las señales correctas. Te invita a participar de su economía y lo hace de brazos abiertos y con reglas claras. No te regala nada, pero tampoco te cambian las reglas de juego”, En “El Cerro” concreta la sinergia entre agricultura y ganadería. “Estamos muy contentos. Tenemos un feed lot al cual le producimos alimentos dentro del establecimiento. Y buscando más sinergias, dimos con un cultivo que se llama lupino, es como una soja de invierno y anda muy bien”, aseguró.

Pablo D. Mestre

-Como empresario con inversiones en Argentina y Uruguay ¿Cómo ve este momento particular?
-Si me tengo que definir soy más empresario agropecuario uruguayo que argentino. Si bien tenemos un establecimiento y una explotación agropecuaria en mi país, mi foco y mi tiempo están mucho más dedicados al Uruguay que a la Argentina. Es que, en términos generales, Uruguay es un país con certezas.

-¿Por qué?
-Porque Uruguay es un país confiable. Muy a nuestro pesar, del lado uruguayo los movimientos son chicos, el mercado es chico, el volumen es chico, no hay para hacer el volumen de negocios que se hace en Argentina, porque somos un país chico con poca población, con poca densidad. A la misma vez, eso es lo que le da la fortaleza de ser un país absolutamente confiable. Un país en el cual, si sumas uno más uno, te da dos. Y si le sumas dos más, te da cuatro. Nunca vas a sumar dos más dos y que te dé tres. Esa es la gran diferencia de Uruguay y es una de las razones por las cuales en un momento decidimos venir a reforzar las inversiones en este país, cuando desembarcamos en el sector agropecuario en la zona de Río Negro.

-Hoy ya se siente más uruguayo… ¿Cómo ve, desde acá, a la situación en Argentina?
-Con mucha preocupación igual que todos los argentinos. Se nos fue una oportunidad maravillosa de poder hacer un cambio, o que ese cambio se concretara, todos teníamos altas esperanzas. Eso no sucedió y hoy Argentina está con una situación preocupante. Me preocupa la economía, la gente, tengo muchos familiares y amigos trabajando, sometidos a lo que es la Argentina y ese panorama no es muy alentador. Cada vez que dices: estoy en lado uruguayo te responden: qué bueno, llévame, voy de alambrador, hago lo que sea. Y hablo con los gerentes de un banco por ejemplo… eso da la pauta.

-¿Están dadas las condiciones para que venga una nueva oleada de inversiones de argentinos a Uruguay como en 2002?
-No. Creo que la oleada de inversión que hubo en 2002, 2003 tuvo una cantidad de componentes que hoy no están dados. Van a venir inversiones. Hace cuatro meses estoy en Uruguay con mi familia, mi esposa y los chicos, y estuvimos en contacto no sólo con productores agropecuarios, sino con empresarios, si se quiere expatriados de grandes multinacionales que se afincaron en Montevideo y con gente que viene con proyectos para hacer en Uruguay. Muchos, de todo tipo, tamaño y color. Proyectos inmobiliarios, de desarrollo tecnológico, de comercio, de todo tipo. Y dentro de ellos el agropecuario está presente. Lo que digo es que no va a ser el boom, o la explosión de lo que fue en 2003. Pero sí hay interés por venir a producir al Uruguay. Y creo que es un excelente lugar para que vengas a producir. Es un país de certezas, no es de grandes explosiones y eso es fantástico, porque uno sabe que el trabajo de hoy acumulado al trabajo de mañana, dan los frutos de pasado mañana. Y eso es lo que todos queremos.

-Algo que ha sido estimulado por este nuevo gobierno en Uruguay…
-Totalmente. El gobierno ha dado las señales más que correctas. Es un gobierno que te invita a participar de su economía y lo hace de brazos abiertos y con reglas claras. No te regala nada, pero tampoco te oculta información, ni te cambian las reglas de juego, sobre todo eso. Lo de la residencia fiscal a estos efectos es anecdótica, porque si bien es un incentivo para venir, no es que estoy 60 días en Uruguay y ya soy residente fiscal uruguayo. Uno viene para establecerse, para vivir, para trabajar, para producir y para aportar al crecimiento del país. De ese tipo de perfil está viniendo mucha gente.

El Cerro.

-¿Cómo es la sinergia agricultura/ganadería en El Cerro?
-Estamos muy contentos. Tenemos un feed lot al cual le producimos alimentos dentro del establecimiento y también compramos afuera, sea sorgo, maíz o lo que podamos producir dentro del establecimiento. Buscando más sinergias, dimos con un cultivo que se llama lupino, es como una soja de invierno. A través de una empresa local de Uruguay con la investigación del Ing. Álvaro Simeone, buscamos cuáles eran las características propias y empezamos a cultivar y hoy lo usamos en la alimentación del ganado. Se están haciendo pruebas en Paysandú en la Estación Experimental Cassinoni, con granos que hemos aportado desde El Cerro y los resultados son muy prometedores. Una sinergia es esa: un nuevo cultivo que se está desarrollando en Uruguay, el cual nosotros producimos acá y que lo convertimos en grano y alimento para el ganado, hasta tanto se genere un mercado de comercialización. Pero nos agregó diversificación a la producción agropecuaria y potenció la parte ganadera y de alimentación de ganado a corral. Más allá de otra cantidad. Si se hace una cebada y la calidad no da, la volcamos al feed lot. Para nosotros es una tranquilidad. Las sinergias están por suerte por todos lados.

-¿Cómo es el proyecto ganadero?
-El proyecto ganadero de El Cerro tiene dos grandes áreas: el engorde de ganado, con terminación a corral, en un sistema que compramos terneros, el primer invierno lo pasan con comedores de autoconsumo, o eventualmente pastoreando algún verdeo o praderas. En la primavera/verano van a los montes, la mitad de El Cerro es de montes y bajos, que en el verano son de alta producción. Aplicamos el sistema ICACE (invierno carga cero) y en el siguiente invierno van al corral. Eso va con destino a Cuota 481. Si bien hoy ese negocio está un poco incierto, pero confiamos que retomará, o surgirá otro negocio similar que seguirá con este sistema.

-¿La otra área del proyecto ganadero?
-Para el mercado interno, engordamos sean novillos o vaquillonas, más bien livianos. Es un negocio interesante que nos da estabilidad en la producción, porque todas las semanas se embarca un volumen de ganado y eso al flujo de caja del establecimiento le hace mucho bien.

-Y el tercer rubro es la cabaña…
-Efectivamente. De Angus colorado, Senepol y Senangus. Solíamos tener Angus negro, pero decidimos concentrarnos netamente en el Red Angus porque sale mejor para el Senangus por un capricho de mantener el color básicamente.

-¿Cómo es el objetivo de cría de la cabaña? ¿Cuáles son las ventajas entre Angus y Senepol?
-Ambas razas, tanto el Angus, como el Senepol y por supuesto que el Hereford, Charolais, Shorthorn, todas las que se crían en Uruguay, son excelentes. Nosotros decidimos ir por el Angus porque nos gustó más, le tenemos más afinidad, porque hay algunos indicadores que nos gustaban más. Lo que comprobamos es que, cuando se toma el Angus que está percibida a nivel mundial como raza de alta calidad de carne, ese marketing no es menor detrás de un gran trabajo a nivel mundial para posicionarse como marca de calidad. A eso le sumas el Senepol, y se genera esa calidad de carne, con mayor resistencia al calor y hectoparásitos y otras cualidades que vienen y son todas importantes. En las pruebas que hemos hecho, medidas con sistemas científicos, da una eficiencia de conversión de hasta un 10% superior en los períodos de verano. En estos veranos de alto stress calórico, cualquier cruza con Senepol, cuenta con una herramienta fantástica para defenderse de esa situación.

-¿Cómo lo han comprobado?
-Con números objetivos y como a todos los ganaderos nos gusta comprobar todo empíricamente, cuando sales al campo en enero y son las 8 u 8,30 de la mañana, ves el rodeo general debajo de los árboles y el Senepol caminando, comiendo incluso echado bajo el sol. No le hace mella el calor. Al ser una cruza del N’Dama y el Red Poll, eso le aguanta la calidad de carne, pero le agrega alta resistencia que lo convierte en una combinación muy potente. Resistente al calor porque tiene pelo corto y una cantidad de ventajas técnicas.

-¿Y cruzado con Angus?
-Da un animal de características superiores.

-¿Cómo es el Senangus en planta de faena?
-Rendimientos igual al Angus, calidad de carnes igual al Angus medidos científicamente, publicados en los dos cuadernos Senepol que contienen todo el proceso desde la cría a la faena. Cuando se mide la calidad de la carne da igual al Angus. O sea que, la calidad que destaca al Angus, cuando está mezclada con el Senepol se mantiene. Pero el Senepol le agregó en la etapa productiva, una resistencia que lo hace más eficiente. Una diferencia del 10% en verano en comparación es un dato muy potente.

-¿Y la fertilidad?
-Sin diferencias con el Angus. Por eso, cuando se le pregunta a los centroamericanos que definan al Senepol dicen: mirá es como el Angus del trópico.

-¿Cómo es el feedback con los clientes que han probado esta raza en Uruguay?
-Como dato, hemos vendido todo lo que ofrecimos en todos los remates. La frase que la oferta no alcanza a la demanda se cumple. Eso sucede. El feedback de productores es excelente, de hecho, son compradores que vuelven año tras año, muchos haciendo un esfuerzo muy grande para llevarse un reproductor e igual deciden seguir invirtiendo en esa genética.

“Incorporar Senepol a los rodeos

“hace mucho sentido”. 

¿Por dónde pasa el desafío futuro de Senepol en el país?
-Seguir difundiendo, seguir mostrando los resultados, seguir brindando la información de la experiencia que hemos tenido todos los productores y difundirla para que nuevos productores, en base a la información, a la experiencia y los números que se han generado, tomen una decisión. Senepol es un componente fantástico para incorporar en un rodeo. Puede haber quien lo haga como cabaña, que está muy bien, pero sobre rodeos terminales es una combinación que, como viene presentándose el mundo con el calentamiento global, hace mucho sentido.

Te cuento una anécdota: familiarmente nos gusta ir a esquiar a la nieve. Hace un tiempo fuimos y mientras alquilaba los equipos, las botas, los esquíes, los bastones y la ropa, me traen un casco. Consulto´: ¿Es obligatorio usar casco? Me responden: obligatorio no es, pero hace mucho sentido usarlo. Entonces, el Senepol es como eso. Úsalo o no lo uses, puedes hacer lo que quieras, la información la tienes, ahora, hace mucho sentido utilizar el Senepol en los rodeos en Uruguay.

-¿Harán la jornada de difusión y jura en el Prado?
-No. Este año, al igual que el año pasado no vamos al Prado. El año pasado hicimos la jornada de difusión en el remate de El Cerro. Este año, con el covid y la buena experiencia del año pasado, haremos directamente un remate. Será el viernes 25 de septiembre, seguramente en Young. Por razones del covid no lo haremos en la estancia, si bien nos encanta recibir a todos los clientes y amigos.

-¿Está creciendo la Sociedad de Criadores de Senepol?
-Se vienen integrando nuevos criadores, se viene agrandando. Es muy interesante porque son de todos los departamentos del país. Tanto del sur, centro, este, norte, grandes, más chicos, hay de todo. Empieza a surgir el interés, ya no de aquellos emprendedores o aventureros, sino los que actúan con más cautela y sobre hechos comprobados. Interesante, desde el Uruguay hicimos exportaciones de semen a la Argentina con mucho éxito. Fueron implantados en la provincia de Buenos Aires y los primeros nacimientos fueron hace un mes. Nos enviaron las fotos y se va desarrollando y la oferta no alcanza a la demanda que hay.

Fuente: El Pais

Publicidad