16 de agosto de 2020 11:47 AM
Imprimir

“El peligro son las multinacionales porque no les importa la producción”

Paraguay : Asumió hace una semana en el cargo en medio de problemas simultáneos que enfrenta el sector debido a la sequía, los efectos del Covid-19 y la disputa por la concentración de mercado en la industria cárnica.

El nuevo presidente de la Asociación Rural del Paraguay, Pedro Galli, revela a Última Hora los problemas financieros del gremio y su preocupación acerca del riesgo que corre el sector ganadero de deteriorarse al no poder cubrir los costos de producción por los bajos precios que recibe en los frigoríficos.

–Usted mencionó en su campaña que quiere sumar nuevos socios, ¿cuántos son actualmente y cuál es la meta durante su gestión?

–Actualmente tenemos en total 2.300 socios, de los cuales la mitad está al día. Tenemos que hacer ciertas modificaciones en nuestro marco estatutario para poder facilitar el ingreso de nuevos socios porque hasta ahora está destinado solo a aquellos criadores de bovinos y de equinos, entonces los criadores de otras especies no pueden ingresar como socios directos, solamente pueden ser socios de sus propias asociaciones y esas asociaciones están incorporadas a la Rural.

-¿Cuánto aporta cada socio?

–Está en el orden de entre G. 750.000 y G. 8 millones anuales. Tenemos un sistema de escala de cuotas sociales de acuerdo a la cantidad de ganado bovino que tiene cada socio y son como cinco categorías y el pago de las cuotas es en base a la cantidad de ganado que poseen.

–¿Cuáles son las fuentes de ingreso de la ARP?

–Uno es por el aporte societario, que cubre más o menos el 20% de nuestro presupuesto y después otros ingresos que son por la Expo, que este año no tuvimos, entonces estamos con un problema presupuestario muy grave que tenemos que resolverlo, pero tenemos proyectos. Todos estos de cambio de los estatutos, de apertura de la universidad, de un instituto de enseñanza superior, que pretendemos habilitar cuanto antes, de modo a que podamos empezar a desarrollar el programa educativo y obtener ingresos genuinos de otras fuentes.

–¿Eso significa que la Rural cerrará el año con un déficit presupuestario?

–Este año vamos a tener un déficit presupuestario porque hasta el año que viene no vamos a tener otra expo, si bien se está analizando la posibilidad de tener una expo solamente ganadera para el mes de octubre, no podemos fijar con precisión porque estamos sujetos a las disposiciones de orden sanitario.

–En cuanto al descontento por el precio que reciben los ganaderos en los frigoríficos. ¿A qué atribuye el problema?

–Tenemos problemas de fondo con el espectro con la composición del sector industrial, que son menos de 10 plantas las compradoras y por nuestro lado, somos más de 140.000 productores y dentro de este espectro de pocas plantas industriales otra vez hay un dominio solamente de un grupo empresarial que tiene más del 40% del mercado y sumándole a otro, tienen más del 60% entre dos plantas, así el resto de las plantas que son de capital nacional, entre todas ellas, alcanzan apenas el 40%. La concentración se produjo cuando el grupo Minerva absorbió al grupo JBS, ambos gigantes en el procesamiento de alimentos, antes estaba más disperso el sector industrial por lo que competían más entre ellos para la compra de productos, entonces teníamos precios mucho más razonables.

–¿Qué decisión espera de la Comisión Nacional de la Competencia sobre el análisis de posible concentración de mercado por parte de Minerva?

–A nosotros nos resulta muy extraño la dilación en el pronunciamiento de la Conacom, esperamos que lo antes posible se expida. Ya tiene el 40% ese grupo empresarial y si absorbe Frigonorte estaría en el 47% esta posición dominante. Esperamos por lo menos que se rechace o que se apruebe con condicionamientos de control.

–El vicepresidente de la ARP, Daniel Prieto, plantea una legislación que establezca un margen entre los precios del ganado y la cotización de la carne en el mercado internacional. ¿Qué opina al respecto?

–Nosotros en principio somos de la tesis de que el mercado no debe ser intervenido de ninguna manera, debemos dejar que el mercado fluya, pero no podemos permitir presión, ningún tipo de manipulación que distorsiona ese libre mercado. Antes que se produzcan esta concentración de mercado, nosotros recibíamos más de 70 guaraníes por cada 100 que se vendía y llegó a un piso que apenas 53 guaraníes. Nosotros entendemos que a los grupos empresariales de capital nacional sí les interesa que nuestro sector siga siendo productivo, eficiente y que sigamos mejorando en la calidad del producto, para que ellos puedan tener posibilidades de seguir trabajando con tranquilidad en el futuro. El peligro son las multinacionales, que nosotros vemos a veces con preocupación de que no les importa el futuro del sector productivo y pueden exprimir hasta donde puedan y cuando el negocio ya no les sea rentable, se mandan a mudar a otro país y el sector de capital nacional se va a quedar desamparado y el sector productivo se va a quedar muerto o golpeado, entonces se debe mirar esto como un conjunto, toda la cadena de valor, donde todos los que intervienen de alguna obtengan beneficios.

–¿Durante su gestión insistirá con la apertura del mercado chino?

–Esa es una aspiración que no podemos renunciar. Vamos a seguir en la búsqueda de poder acceder al mayor mercado de carne del mundo, es una pena que nosotros estando entre los 10 más grandes exportadores del mundo, somos el único país del mundo que no tenemos acceso a ese mercado, lo cual hace que nuestros precios promedio de exportación sea los más bajos de la región.

–¿En qué consiste el proyecto académico que presentó durante su campaña?

–Ahora estamos en el proyecto de la creación de un Instituto Técnico Superior Rural del Paraguay, que serían para cursos de pregrado, para formación de técnicos de mandos medio, porque es una necesidad que se observa y por otro lado para la formación de profesionales de grado sería la Universidad Rural del Paraguay, y posteriormente, a través de la universidad, cursos de pos grado, ya especializado en las distintas áreas, pero siempre orientadas al sector agropecuario. Esto generaría recursos para la ARP.

–La industria rechaza la participación estatal en el proyecto del Instituto de la Carne. ¿Cuál es la postura de la Rural?

–Estamos de acuerdo en que participe el Estado, pero sin formar cuórum en la mesa, porque no se puede hacer nada sin el servicio sanitario oficial, sin el Ministerio de Relaciones Exteriores, pero las decisiones y el manejo de los fondos que pudiéramos tener en ese instituto debe estar totalmente en manos privadas.
“La mitad de los socios está al día con sus cuotas. Este año vamos a tener un déficit presupuestario porque hasta el año que viene no vamos a tener otra expo”.

Perfil
Pedro Galli. Es un antiguo dirigente de la ARP, donde ocupó el cargo de presidente de la Regional de San Pedro y secretario de Coordinación durante la gestión de su antecesor, Luis Villasanti. Fue candidato por el Movimiento Integración Rural, que entre sus propuestas incluyó la reforma del estatuto del gremio, para incluir a una diversidad de productores.

“El peligro son las multinacionales. Pueden exprimir hasta donde puedan y cuando el negocio ya no les sea rentable, se mandan a mudar a otro país”.

Fuente:

Publicidad