25 de agosto de 2020 11:07 AM
Imprimir

Efecto sequía. Prevén que ingresen casi US$700 millones menos con el trigo

CompartiremailFacebookTwitterPor culpa de la sequía, que recortó no solo las previsiones de siembra de trigo sino también los rindes y su cosecha estimada hasta hace solo unos meses, el país tendrá con el cereal el próximo año casi US$700 millones menos de ingreso de divisas. Así lo estimó en un informe el productor y exsecretario de Agregado […]

Por culpa de la sequía, que recortó no solo las previsiones de siembra de trigo sino también los rindes y su cosecha estimada hasta hace solo unos meses, el país tendrá con el cereal el próximo año casi US$700 millones menos de ingreso de divisas.

Así lo estimó en un informe el productor y exsecretario de Agregado de Valor Néstor Roulet, que tomó datos de la Bolsa de Comercio de Rosario.

En abril pasado, según recordó Roulet la proyección de siembra de esa entidad era de más de 7 millones de hectáreas, pero por las dificultades en varias regiones del país para completar los planes de implantación se redujo a 6,5 millones de hectáreas.

Se trata de unas 500.000 hectáreas menos mientras lo sembrado ya tendrá menores rindes. “Si a esto le sumamos a una merma promedio de rinde entre el 10 y 15% respecto de la campaña anterior, implicaría que el país va a producir casi 4,2 millones de toneladas menos que las proyectadas en abril de 2020, antes del inicio de la siembra del cereal”, señaló.

De una previsión inicial de cosecha superior a 22 millones de toneladas ahora se recolectarían algo más de 18 millones de toneladas. En tanto, el saldo exportable se reduciría de 14,4 millones de toneladas a 10,2 millones de toneladas.

Según Roulet, ni siquiera el efecto mayor precio que registró el cereal alcanza para compensar una baja del ingreso de divisas.

Si en abril pasado con la estimación inicial de cosecha y saldo exportable se podía aguardar un ingreso de divisas por US$2.779.140.000, ahora ese valor se redujo a US$2.091.000.000. Son US$688 millones menos. “Esto puede aumentar en la medida que en las próximas semanas no llueva”, alertó Roulet.

El viernes pasado, la Bolsa rosarina señaló que, además, ahora se sumó como efecto negativo para el cereal el impacto de intensas heladas.

Por las heladas, según la entidad en una semana creció en más de 300.000 hectáreas el estado de regular y malo para el trigo en la zona núcleo. Allí ya más de la mitad del trigo está regular y malo.

“En una semana, la condición pasó de 500.000 ha a 820.000 ha en la región núcleo por las heladas de la semana pasada”, dijo.

Según precisó, en medio de la sequía “de no ocurrir lluvias importantes pronto habrá una reducción de rendimiento del 30 al 50%”. Resta dimensionar el impacto de otra helada registrada hoy.

“De 1,6 millones de hectáreas de trigo sembradas en la región, ya son 820.000 las hectáreas que están en estas condiciones. 160.000 mil ha están malas: muchas ya se dan por pérdidas y van a ser pasto para los animales en poco tiempo. Los cuadros de ciclo largo, sembrados con mejores condiciones de humedad y fertilizados son los que en mejor estado están”, indicó.

Por: Fernando Bertello

Fuente: La Nacion

Publicidad