26 de agosto de 2020 10:08 AM
Imprimir

¿Qué debe evaluar durante el preparto?

El proceso reproductivo en una vaca tiene varias implicaciones y cuidados. Uno de estos se presenta durante los días de preparto del animal, donde el productor debe tener en cuenta una serie de aspectos que van a ser determinantes durante el parto.

En la reciente charla organizada por la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), Hernando Barahona, médico veterinario y experto en transferencia de embriones indica que hay muchos factores que el productor debe analizar y que muchas veces no se pasan por alto y no se llevan a cabo, generando problemas durante el parto.

En palabras de Barahona, “nosotros hemos descuidado mucho la etapa de preparto y postparto, siendo estas fundamentales porque aquí está el 50 % de la reproducción al siguiente parto y el 50 % – 70 % de la producción de leche de nuestras vacas, en el caso de desarrollar un sistema más especializado”.

Partiendo de esto, el experto explica que en la producción animal es fácil encontrar diferentes aspectos que están muy entrelazados y que influyen en el proceso de gestación. Uno de estos es la sanidad, pues si no se tiene un buen plan de vacunación y contra enfermedades reproductivas, se tendrán dificultades con todo el proceso.

La nutrición también entra en juego en estos aspectos porque para las vacas es clave estar bien alimentadas durante estos procesos, “pues hoy día con el cambio climático debemos desarrollar todo tipo de prácticas que nos lleven a guardar comida como el manejo y conservación de forrajes, bien sea por silos, henolajes y otras alternativas que hoy en día empezamos a tener con los sistemas silvopastoriles, los cuales nos ayudan mucho en estas temporadas de escasez”, expone Barahona.

Aquí es importante mencionar la reproducción, pues sin esta no hay nada de producción (ya sea de carne o leche) y así se tiende a salir del mercado y desaparecer. La genética también hace parte de estos factores, por lo que si hay ausencia de esta, se llegará a cierto punto de producción y se estancará, pues las vacas no se han especializado.

De acuerdo con Barahona, “les aconsejo que en la genética trabajemos siempre 50 % para aquellos que se especializan en producción de leche con los cebuinos lecheros como el Gyr, Guzerá o Red sindhi o lo cruzamos con cualquiera de las razas europeas para leche como el Jersey, Holstein, entre otras. Ligado a todo esto está el manejo que se le de a la producción, pues si se hace mal se pierde todo”.

Preparto

En el preparto de las vacas, se ingresa con celo y al séptimo día se da la fecundación o se hace la transferencia de embriones. Luego entre los 45 y 60 días se hace el diagnostico de preñez, por lo que luego de tener la vaca preñada, y con los registros de las fincas, se comienza a seleccionar a las vacas que llevan entre 6 y 7 meses de gestación para hacer un plan de vacunación contra la peste bovina, salmonela, entre otras.

Cuando se llega a los 255 días se empieza con el preparto y se debe condicionar las vacas y novillas de vientre al parto. En este manejo se debe iniciar con evaluar la condición corporal de las vacas y novillas. Esta condición se evaluará de 1 a 5.

“Lo que se evalúa en esa condición corporal es la cantidad de grasa que tienen las vacas y que generalmente se observa en la cadera, la parte posterior, el sacro, los isquiones, en la vaca de la cola, entre otras partes. Dependiendo del grado de cobertura de grasa se le da una calificación. Lo ideal es que las vacas estén entre 3.5 y máximo 4, porque 1 es extrema delgadez y 5 es cuando la vaca está sobre condicionada”, detalla Barahona.

Finalmente, el experto asegura que cuando se sobre condiciona la vaca, empiezan los problemas metabólicos porque la grasa se empieza a depositar en partes importantes como la glándula mamaria. Al mismo tiempo se focaliza en la cavidad abdominal, lo que afecta al animal porque el feto necesita espacio para poder moverse y desarrollar la gimnasia fetal.

Publicidad