26 de agosto de 2020 09:30 AM
Imprimir

Comenzó la parición y hay que salvar más corderos

Predios que aplicaron tecnología lograron altos resultados.

Pablo Antúnez

Las majadas muestran buen estado y se encuentran pariendo. Los productores buscan asegurarse los corderos, para así poder aprovechar las oportunidades que ofrecen los mercados, porque la oveja es rentable y continúa siendo una oportunidad productiva, especialmente para los pequeños predios.

“Aún en años buenos se diferencian los productores que atienden la condición corporal de la oveja al parto por sobre los que no lo hacen”, afirmó a El País José Ignacio Aguerre, técnico del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) para Tacuarembó y otros departamentos del norte. Es precisamente sobre los campos de basalto, donde se encuentra la mayor cantidad de ovinos.

“En general estamos viviendo un clima benévolo para la parición”, afirmó el técnico. Si bien hubo días de mucho frío, el clima viene ayudando bastante. Aguerre recomendó a los productores “tener mucho cuidado con los corderos débiles y mellizos”, pero a su vez, les pidió estar atentos para revertir posibles cuadros de hipotermia cuando el frío se acentúa.

“El productor que cuida la condición corporal de la oveja, que aplica manejo y prioriza la alimentación, está teniendo una muy buena sobrevivencia de corderos”, afirmó Aguerre.

Hay mejores condiciones para la majada en esta parición frente a lo que fue la del año pasado, que “fue bastante más desafiante”, estimó el técnico del SUL.

Recomendaciones. Por otro lado, Aguerre pidió no descuidar la toma pre parto, pese a que en los análisis coprológicos haya bajo conteo de parásitos.

“En muchos casos ya comenzó la parición, pero hay que cuidar la toma preparto para las pariciones de septiembre. Esa dosificación es importante, porque debido a las condiciones del invierno podemos tener casos de lombriz del cuajo”, explicó Aguerre. Si se tiene un potrero reservado para la parición se lograrán mejores resultados.

Entre otras recomendaciones figura revertir rápidamente los cuadros de hipotermia. “El cordero sale de la madre, pasa de 39 grados a dos o cuatro grados bajo cero en días invernales”, aclaró. En estos casos da buenos resultados sumergir al cordero en agua tibia, dejando sólo la cabeza para afuera.

Diferencia. Para lograr la mayor sobrevivencia de corderos hay que aplicar manejo diferencial y buena alimentación. “La clave está en tener ovejas en buen estado, para que nazcan corderos fuertes y que las madres produzcan mucha leche. Si además tenemos abrigo, vamos a tener la posibilidad de salvar más corderos”, detalló el experto del SUL.

También hay que preparar una buena lactación y una buena señalada. Buscando aportar conocimiento a productores y técnicos, el próximo 8 de septiembre, a la hora 18, en Canal YouTube de INIA, se desarrollará una charla sobre manejo en lactación para tener buenos resultados. Por el Secretariado Uruguayo de la Lana, el técnico referente será José Rivero. La actividad es organizada por Facultades de Agronomía y Veterinaria, INIA y SUL

Fuente: elpais.com.uy

Publicidad