26 de agosto de 2020 11:39 AM
Imprimir

Dr. Capandeguy: Hampshire Down debería ser la raza buque insignia de la carne ovina

Uruguay : En calidad el “cordero Hampshire Down es diferente a otras razas”, y este “es un tema objetivo y científico” porque “hay objetividad en el tema de la calidad de la carne” que se produce, dijo el Dr. Capandeguy.

El presidente de la Sociedad de Criadores Hampshire Down, Dr. Patricio Capandeguy dijo que la carne que produce esa raza es de calidad “máxima” y que posee cualidades para ser comercializada no como un commoditie sino como un producto premium. Países como Australia o Nueva Zelanda que tienen mercados con Hong Kong, Japón o Medio Oriente “usan esta raza como buque insignia en la colocación de la carne de cordero”, y “es raro que en Uruguay no se hayan dado cuenta, después de tantos años, de que en cantidad y calidad de carne es la raza número uno”, comentó.

A través del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), la Sociedad de Criadores “está promoviendo esta raza para cruzas terminales, ya que da un cordero excelente” y “marcado” porque todos los corderos van a salir con alguna mancha que indica su origen, explicó.

Consideró que Uruguay debe caminar para un consumo de carne ovina que no sea cordero, “sino que se sepa qué cordero se está comiendo”. Es ahí donde “el Hampshire debe ser bandera en cantidad como en calidad de carne”, subrayó.

Actualmente, cuando uno va al supermercado “no sabe qué cordero compra y come”. Pero el “cordero Hampshire Down es diferente a otras razas”, y este “es un tema objetivo y científico” porque “hay objetividad en el tema de la calidad de la carne, y hay subjetividad en el tema del sabor de la carne”.

Suele escucharse que si se hace bien el cordero la carne también queda bien, “pero no es así porque hay diferencias” entre razas. “Hay corderos que tiene excesiva cantidad de grasa o grasa subcutánea” que perjudica la calidad, y por eso el Instituto Nacional de Carnes (INAC) debería trabajar mucho ese tema, consideró Capandeguy.

Añadió que “el desafío de la raza es llegar al productor comercial, tener la habilidad suficiente para convencer a la gente que produzca corderos de calidad y alto rendimiento”.

“El objetivo es que cuando se produce un cordero y ese cordero llega al consumidor en un restaurante, ese consumidor quiera repetir el plato o volver a pedirlo cuando regrese. La diferencia entre repetir un plato o no es la calidad”, destacó. Por eso “Uruguay tiene que entrar con calidad, ofrecer lo mejor, para que el cordero uruguayo en general sea bien aceptado, y para eso no podemos entrar con razas que no están especializadas, tenemos que entrar con razas especializadas y que están trabajando cuidadosamente en tema calidad”, subrayó.

Publicidad