28 de agosto de 2020 13:17 PM
Imprimir

Ingeniero agrónomo. El deseo que reveló el exjugador Matías Almeyda

CompartiremailFacebookTwitter“Cuando me retiré del fútbol entré en una depresión muy grande. La pasé muy mal y me fui al campo, sembré maíz, vacuné vacas y trabajé un tambo”, dijo Matías Almeyda durante una charla en el Congreso de Aapresid, ‘Siempre vivo, Siempre verde’ que se desarrolla de manera virtual. Aunque aceptó entre risas que la siembra le salió con dificultad […]

“Cuando me retiré del fútbol entré en una depresión muy grande. La pasé muy mal y me fui al campo, sembré maíz, vacuné vacas y trabajé un tambo”, dijo Matías Almeyda durante una charla en el Congreso de Aapresid, ‘Siempre vivo, Siempre verde’ que se desarrolla de manera virtual.

Aunque aceptó entre risas que la siembra le salió con dificultad por desconocer el trabajo del agro, aceptó que estar lejos de todo le ayudó para recuperarse con la ayuda de un profesional. “El maíz me salió todo torcido, entonces me di cuenta de la importancia del trabajo duro del productor. Le di valor al trabajo del campo y volví a la pelota”, agregó sobre su experiencia en su campo de Azul, en la provincia de Buenos Aires.

El exjugador de fútbol sostuvo que (en la Argentina) “no vuelvo más a dirigir fútbol, con estos valores que tengo. El que razona se dará cuenta que sabe que no puedo encajar en un equipo de fútbol como es en la Argentina. Me gustaría ser ingeniero agrónomo, algún día podría ser. Nunca es tarde”, sostuvo.

El entrenador del San José Earthquakes, en California, dijo sentirse identificado con el sector productor por su cercanía y orígenes. Por tanto, se refirió a un calificativo que reciben los productores: “Para juzgar a alguien y decirle oligarca, hay que preguntarle si sabe qué significa la palabra oligarca. Muchas veces es falta de amor, comprensión, respeto. Hay que dejar de lado todo esto que nos está dividiendo”.

El entrenador tiene un campo en Azul donde se refugia cuando está en la Argentina
El entrenador tiene un campo en Azul donde se refugia cuando está en la Argentina Crédito: sjearthquakes.com

“El bien puede estar en el campo o en la ciudad” o viceversa. “Yo tengo campo y los que me conocen de Azul saben que tuve que andar descalzo para tener esto. Lo que gané afuera lo dejé en mi país y pago un montón de impuestos para tenerlas”, agregó.

En el mismo contexto siguió hablando de la importancia del crecimiento de la sociedad. “Todos tienen que ponerse feliz cuando progresa un país, porque progresan los demás. El progreso da progreso, no quita, da. Hay un montón de cosas que van más allá que encasillar a un sector u otro”, enfatizó.

Para el exentrenador de River, hay una cosa que está mal “y es la política”. Se quejó también del poco mantenimiento que se le hace a los caminos rurales en la Argentina. “Los que aportamos un granito de arena lo aportamos, pero meter una camioneta en un camino de tierra, cuando hay barro, pensás lo entro sí o sí, me encantaría que se hablara de eso. No estamos metiendo (plata) en los caminos rurales”, apuntó.

Por otra parte, afirmó que en el contexto que se vive por la pandemia de coronavirus habría que preguntarse si se ha tocado fondo. “Europa tocó y el aprendizaje lo da el error, del error se aprende, con todas las herramientas que se tengan”, aseveró. De igual forma, criticó la decisión del gobierno nacional de haber priorizado el fútbol sobre otras actividades para su regreso “como si fuera esencial. La educación está por arriba. El fútbol es un negocio”, apuntó.

“Me veo viviendo en el campo porque soy más renegado de lo que soy y me gustaría (tener) esa vida de trabajar la tierra. Deseo hacerla”, afirmó. El exjugador mostró en la charla una minihuerta que tienen en el patio trasero de la casa donde vive en California.

Por: Belkis Martínez

Fuente: La Nacion

Publicidad