28 de agosto de 2020 20:14 PM
Imprimir

Importaciones mexicanas de carne de pollo se mostrarían a la baja este año por la pandemia

Hasta julio las compras de este cárnico por parte de nuestro país reflejaron una caída superior al 1%, lo cual el USDA atribuyó a la reducción en la demanda por parte de hoteles y restaurantes, causada por la pandemia.

Estimaciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) apuntaron a que este año México importará un total de 880,000 toneladas de carne de pollo, lo cual sería una cantidad reducida en comparación con otros años debido a los efectos de la pandemia.


De acuerdo con cifras del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas, durante los primeros siete meses de 2020 las compras al extranjero de esta proteína experimentaron una disminución en el tonelaje del 1.2% y de 16.8% en el valor, esto respecto al mismo periodo de 2019; en total las importaciones realizadas tuvieron un costo total de 382.8 millones de dólares.


Según las proyecciones del USDA esta tendencia se mantendría a lo largo del 2021, y comenzaría a recuperarse en la misma medida que se dé la reapertura de los sectores hotelero, restaurantero e institucional.


En su informe, el organismo estadounidense expuso que a causa de la contingencia sanitaria, en nuestro país la demanda a través de dichos canales cayó por el orden del 30%, lo que derivó en efectos negativos para el consumo total.


Las proyecciones también reflejaron que para el cierre de este año la producción de carne de pollo crecería 3%, situación impulsada principalmente por su precio reducido en comparación con los cárnicos bovinos y porcinos, lo que la vuelve ideal frente a la crisis económica derivada del Covid-19 (coronavirus).


La información del USDA reflejó que durante 2019 Estados Unidos fue el mayor proveedor de este bien pecuario para México, representando 87% de las compras al extranjero, mientras que el 12% restante correspondió a Brasil.

Fuente:

Publicidad