30 de agosto de 2020 01:43 AM
Imprimir

Algodonera Avellaneda retornó a la actividad, tras el bloqueo a la planta realizado por un sector de los trabajadores

El pasado viernes, y por una orden judicial, personal policial procedió a desalojar el piquete que mantenía bloqueado el ingreso a la zona fabril. El gremio de aceiteros anunció una medida de fuerza

Luego de atravesar dos meses con su actividad paralizada como consecuencia de un bloqueo a la planta realizado por un sector de los trabajadores, volvió a funcionar Algodonera Avellaneda, empresa del Grupo Vicentin, instalada en el norte de la provincia de Santa Fe.

Los trabajadores que llevaron adelante el bloqueo reclaman pasar al sindicato aceitero. En reiteradas oportunidades la empresa manifestó ante autoridades judiciales, provinciales y los medios, que el único gremio que se reconocía era el textil.

El pasado viernes a las 5 de la madrugada, y luego de la decisión del Juez Penal Santiago Banegas, un escuadrón conformado por 200 policías, y con el apoyo de 15 móviles de la fuerza de seguridad, procedió a desalojar el piquete que mantenía bloqueado el ingreso a esa zona fabril. A partir del mediodía de ese día ingresaron unos 90 empleados para encender las máquinas de la hilandería.

Sin embargo, los trabajadores que organizaron el bloqueo mantienen la huelga como la venían llevando a cabo desde hace 70 días. Por su parte, el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros y Desmotadores de Algodón de los Departamentos General Obligado y San Javier, decidieron iniciar un plan de lucha gremial, a partir del lunes con la realización de una huelga general regional.PlayLa planta de Algodonera Avellaneda comenzó a funcionar el pasado viernes

En los últimos días el panorama se había complicado, ya que desde la compañía denunciaron que en un acto “intimidatorio, ilegal y violento”, el grupo de trabajadores había decidido extender su accionar al decidir bloquear los accesos a las plantas de bioetanol y alimento balanceado.

La palabra de la empresa

En una entrevista con este medio, el director de Algodonera Avellaneda, Héctor Vicentin, denunció la existencia de “una connotación política total detrás del bloqueo y paralización de la empresa. Es la única industria textil que se encuentra en esta situación. En el país existen 10 o 12 industrias textiles, de las cuales el 40% está parada porque no tienen ventas y el otro 60% debe estar marchando al 50% de su capacidad. Ninguna, a nivel país ha tenido ni el más mínimo problema. Es fácil darse cuenta que hay una connotación política total en este tema”.

Un reciente informe de la Federación de Industrias Textiles Argentinas (FITA) reflejó que la industria textil tiene activa sólo un 18% de la capacidad instalada, y en los últimos 4 años se han perdido más de 30.000 puestos de trabajo. Por otro lado, la actividad productiva cayó un 34% en los últimos 3 años, las ventas un 65 % en el mismo período, y las importaciones en el último año han subido un 27%.

En medio de esta situación, Héctor Vicentin recordó: “La empresa no sólo cumple con los compromisos derivados de dichos acuerdos salariales, sino que adicionalmente abona un plus por productividad del orden del 15%. La compañía no ha dejado jamás de abonar los salarios correspondientes, aún en un contexto extremadamente delicado agravado por la pandemia, y se mantuvo a todo el plantel de trabajadores sin producir ni un solo despido. También es falso que se abone parte del sueldo con productos. Se trata en la realidad de beneficios adicionales que se otorgan por fuera del salario acordado”.

Teniendo en cuenta el intento por parte del Gobierno nacional, luego abandonado, de intervenir y expropiar Vicentin, una compañía que se encuentra en convocatoria de acreedores por una deuda superior a los $100.000 millones, el Director de Algodonera Avellaneda dejó entrever que “quizás el gobierno nacional está detrás de todo esto”, pero no lo aseveró. “Hay otras cosas, como el ataque o los requerimientos que está presentando la AFIP en este momento de viejas cuestiones que ya estaban prácticamente zanjadas hace 10 años. Y lo está haciendo dentro del marco del concurso para embarrar la cancha, lo mismo sucede con el Banco Nación”, concluyó.

Fuente: Infobae

Publicidad