2 de septiembre de 2020 10:18 AM
Imprimir

Cuota Hilton: Argentina acelera negociaciones para que Europa permita carne terminada a corral

El protocolo solo permite cortes de novillos engordados a pasto. Desde la Cámara de Feedlot advierten que esta disposición se tornó muy complicada por las hectáreas que perdió la ganadería en manos de la agricultura.

Para la Cámara Argentina del Feedlot (CAF) es el momento ideal: el Brexit obliga a la Unión Europea a ratificar todos los convenios sanitarios vigentes antes de fin de año y eso abre una ventana para renegociar algunos protocolos. 

Por ejemplo, el que rige para las exportaciones carne vacuna que integran la cuota Hilton, y que data de 1979.

Desde aquel entonces no se ha actualizado y obliga a que los cortes bovinos que se exportan a través de este cupo con preferencia arancelaria deben ser de novillos engordados únicamente a pasto.

En una reunión con la prensa organizada por la CAF este martes, el titular de la entidad, Juan Eiras, advirtió que esa imposición es cada vez más difícil de cumplir.

“Con el avance de la agricultura de los últimos 15 años, las mejores 16 millones de hectáreas ganaderas pasaron a cultivos. El modelo productivo argentino actual genera que sea muy difícil de cumplir el protocolo Hilton tal como fue concebido hace 40 años”, mencionó Eiras. 

En conjunto con la Mesa de las Carnes, el Ministerio de Agricultura y Ganadería, el Senasa y la Cancillería, Eiras afirmó que están trabajando en la negociación de un nuevo protocolo que permita que novillos criados y recriados a campo, puedan tener una terminación a corral.

Esto no quita que sigan existiendo planteos de engorde 100 por ciento a campo. La idea es que la posibilidad de sumar un encierre para los últimos kilos quede formal y sanitariamente habilitada si es que algún importador no tiene problemas en comprar carne con esas características. 

En este contexto, Eiras valoró que es una estrategia en la que están de acuerdo todos los participantes de la cadena: tanto productores, como feedlots y frigoríficos exportadores. “Es una negociación difícil, pero es el momento ideal para profundizarla”, mencionó.

Una noticia negativa en este contexto es que, tras la parálisis que vivió Europa por la pandemia de Covid-19, la reactivación de actividades y la reapertura de hoteles y restaurantes había incrementado la demanda de carne Hilton, llevando los valores hasta 13.000 dólares la tonelada.

Después de ese impacto inicial, una vez que las empresas ya han rearmado sus stocks y a la par de algunos retrocesos en la liberación de actividades por los rebrotes del virus, la demanda ha mermado y los valores vuelven a posicionarse cerca de 11.000 dólares. 

Fuente: AgroVoz

Publicidad