2 de septiembre de 2020 12:46 PM
Imprimir

Coronavirus. Las trabas en las provincias podrían demorar la siembra de maíz y soja

CompartiremailFacebookTwitterLa siembra de la campaña de granos gruesos, que ya está para comenzar con la implantación de maíz y luego seguirá con la de soja el mes próximo, podría enfrentar demoras si no se establecen protocolos que faciliten, ante la pandemia de coronavirus, el traslado de los contratistas que realizan esa tarea entre las provincias. Así […]

La siembra de la campaña de granos gruesos, que ya está para comenzar con la implantación de maíz y luego seguirá con la de soja el mes próximo, podría enfrentar demoras si no se establecen protocolos que faciliten, ante la pandemia de coronavirus, el traslado de los contratistas que realizan esa tarea entre las provincias.

Así lo advirtió a LA NACION Jorge Scoppa, presidente de la Federación Argentina de Contratistas de Máquinas Agrícolas (Facma). Además de que la sequía en varias regiones donde todavía no llovió podría afectar la siembra por la falta de humedad, ahora se suma esta alerta de los contratistas, que piden protocolos que contemplen, sobre todo para el movimiento en zonas limítrofes de las provincias, la circulación “de campo a campo” sin pasar por las ciudades.

“Necesitamos que se agilicen los pasos, sobre todo en las zonas limítrofes. Se puede demorar la siembra si no hay una flexibilización”, advirtió Scoppa en diálogo con este medio. El dirigente insistió en que el riesgo es que la siembra “no se pueda lograr en tiempo y en forma” por las restricciones.

Los contratistas son actores claves para la producción. Realizan entre el 60 y el 70% de las labores de siembra, el 70% de las aplicaciones de agroquímicos y fertilización y al menos el 85% de la cosecha. Entre todas las actividades hay más de 10.000 contratistas a nivel país.

“El gran temor nuestro, y en esto estamos alertando, es para que con una actividad tan dinámica la máquina pueda estar en el pie del lote. Un día que se no se pueda sembrar es un día que se perdió, encima en un momento donde está lloviendo poco”, señaló Norberto Ferrucci, secretario de la organización.

Ferrucci señaló que las provincias donde se enfrentan problemas para la circulación son Chaco, La Pampa, San Luis, Salta, Tucumán y Córdoba.

Vale recodar que, más allá de algunos problemas que se presentaron sobre el inicio de la cuarentena en marzo pasado, la cosecha de soja y maíz se pudo hacer sin grandes dificultades. Lo mismo pasó con la siembra del trigo. No obstante, con el recrudecimiento de las trabas en las provincias ahora los contratistas alertan por los riesgos para la siembra de maíz y soja.

Los contratistas pidieron en abril pasado, y están esperando una respuesta por ello, un protocolo exclusivo para la movilidad. Sostienen que el dueño de un campo o quien solicite sus servicios podrían participar dando conformidad de por qué se deben trasladar para una siembra, por ejemplo.

“Pedimos que se formalice y sea exclusivo”, apuntó el secretario de Facma. Para Scoppa, en tanto, se podría, en tanto, pensar en un esquema donde los contatistas no pasen por las ciudades y vayan directamente al campo. “Nuestro trabajo se hace en los campos”, afirmó.

Vialidad Nacional no otorga permisos ahara para el carretón agrícola
Vialidad Nacional no otorga permisos ahara para el carretón agrícola Crédito: Facma

Otro problema que enfrentan hoy es que a muchos les han quedado las máquinas en otras provincias y hoy ni siquiera pueden entrar con los técnicos para hacer las reparaciones necesarias para la nueva campaña. “No dejan pasar a los técnicos de las fábricas”, dijo Ferrucci.

Junto a estos temores por la situación en las provincias los contratistas también enfrentan un problema por el lado de Vialidad Nacional. Sucede que el organismo dejó de otorgar un permiso para el traslado de los camiones chasis con acoplado carretón agrícola. Lo hizo, según los contratistas, sin ninguna resolución y explicación.

En rigor, el tránsito de la maquinaria se hace con camiones semirremolques o con la opción del acoplado carretón agrícola.

“De golpe lo suspendieron (al permiso para el camión acoplado carretón agrícola) sin resolución”, dijo Ferrucci.

Según Scoppa, por esa restricción hay unos 800 camiones que no pueden circular. Representan en torno del 30% del parque de camiones para el traslado de la maquinaria.

“Existen más de 800 acoplados carretones cuya fabricación fue aprobada oportunamente por el mismo Estado a través del INTI, y que en estos momentos están quedando fuera de circulación por esta medida. Esto afecta a los transportistas que se quedan sin su fuente de trabajo y además golpea fuertemente la red que hace que los contratistas lleguen a los campos de todo el país para hacer posible la producción primaria argentina”, expresó Facma en un comunicado.

“Solicitamos días atrás la colaboración del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, con quien conjuntamente hemos realizado la gestión ante la Dirección Nacional de Vialidad para que se tomen medidas urgentes en pos de allanar y simplificar la posibilidad de trasladar las unidades agrícolas por las rutas y caminos del país. Al no haber recibido una respuesta aún y estando a las puertas de un nuevo ciclo de siembra y cosecha, insistimos en la imperiosa necesidad de dar una solución rápida a esta situación que, de lo contrario, puede complicar el futuro de nuestra economía”, agregó la entidad.

Por: Fernando Bertello

Fuente: La Nacion

Publicidad