4 de septiembre de 2020 13:03 PM
Imprimir

Vicentin confirmó la venta del frigorífico Friar

El vocero del Grupo Vicentín confirmó ayer que el fondo inversor de origen holandés, BAF, se quedó con el 99,6% de las acciones de los FrigoríficoS Friar y Nelson, (1.500 empleados) luego que VFG (controlada por algunos directores de Vicentín) le vendió el 51% de las acciones que mantenía en su poder.

Explicaron que la decisión es porque Vicentín no está en condiciones de afrontar las inversiones que requiere esa industria en estos momentos para aprovechar las grandes oportunidades que se abren en el mercado exterior. Solo Friar sostiene 1.000 puestos de trabajo directos, y eso hay que multiplicar por todo el movimiento económico que genera en el Norte Santafesino.

Este año Argentina siguió creciendo con la exportación de carne bovina y se estima que llegará al millón de toneladas (30% más que en 2019) y el panorama es aún más alentador a futuro, lo dijo también esta semana en ReconquistaHOY el ministro de la Producción de Santa Fe, Daniel Costamagna, quien alentó a invertir en el rubro; pero para aprovechar las oportunidades, el frigorífico requiere una importante inversión, la que Friar se asegura con los nuevos inversores, un fondo inversor al que indican como “sólido y con trayectoria”, con muchos negocios en Argentina.

 Dicen que “se estableció como una empresa financiera que evolucionó hasta convertirse en una empresa de servicios financieros global con experiencia en las áreas de gestión de activos, finanzas corporativas, mercados de capital y banca de inversión y cuenta con un equipo de más de 60 ejecutivos”. Añade que brinda asesoría en fusiones y adquisiciones, reestructuraciones y finanzas corporativas.

El equipo de administración de BAF Capital tiene más de 35 años de experiencia en préstamos y estructuración de soluciones de capital de trabajo para empresas latinoamericanas. Indican que a lo largo de todos estos años, “ha desarrollado una metodología propia para evaluar el riesgo crediticio y estructurar préstamos con garantía”. Sostienen que “la preservación del capital y la transparencia son dos de los principios fundamentales que BAF Capital refuerza permanentemente”.

 El Frigorífico Friar pasa por un buen momento.

Con una facturación de 2.000 millones de pesos es uno de los importantes de la República Argentina, y supo estar entre los principales exportadores del rubro. Llegó a exportar el 75% de su producción total.

Para llegar a esta instancia superó varias tormentas, hasta aquí siempre en manos de inversores locales, quienes fueron sus propios mandos.

En su historia superó varios concursos preventivos de acreedores y cambió de dueños, pero siempre se sostuvo de pie, siempre sostuvo el empleo, aún con columnas de obreros marchando por la Ruta Nacional 11 pidiendo mejoras salariales, y acreedores resignando parte importante de sus esfuerzos.

En 2004 Friar estaba en Concurso Preventivo de Acreedores, muy endeudado con productores ganaderos y proveedores de la región, y especialmente con la Corporación Financiera Internacional, que convenció a Vicentín saic para que ingrese al negocio. Siguieron los años de CKF y Vicentín tuvo que padecer el cierre de las exportaciones y la destrucción de la ganadería argentina, pero igual le inyectó dinero para sostenerlo en pie y se reinventó con una red de carnicerías en franquicia que hoy son 70 en varias ciudades.

Con tantos vaivenes Friar llegó a 2020 de pie y firme. Por eso dan por hecho que el nuevo grupo inversor sostendrá la línea gerencial actual, con mínimo cambio.

Publicidad