6 de septiembre de 2020 12:48 PM
Imprimir

Puntos claves para cocardas de los bovinos

¿Qué se busca en Angus y Hereford? Los comentarios de Rodrigo Fernández Abella.

1) La cabeza.

Debe ser expresiva y masculina. El ancho de la misma debe ser 2/3 respecto al largo. Característica asociada a la fertilidad, en contrapartida las hembras de cabeza chica y femenina son las más fértiles con orejas dentro de la pureza racial.

Examinar los ojos es muy importante, ya que el sentido de la vista es fundamental para el toro en la detección de hembras en celo. Se debe buscar que el toro tenga los ojos bien ubicados dentro de las órbitas y que no sean saltones.

En Hereford el pigmento ocular es fundamental, asociado a una menor o nula incidencia de cáncer de ojo.

2) El cogote. 

Debe presentar una masa muscular desarrollada que denote masculinidad (leve prominencia en su parte superior), pero a su vez proporcionada con el resto del cuerpo. Rasgo masculino que aumenta en tamaño a medida que el toro madura.

3) Línea superior.

Tiene que ser larga, recta, ancha y musculosa, ya que ahí se encuentran la tabla de bifes. Debe ser paralela a la línea ventral, fundamental evaluarla en movimiento del animal y que cuando se pare mantenga la línea recta o firmeza de lomo. Es importante que los kgs estén en el largo de tronco y no en la altura anca, buscar biotipo de frame que ronden en 6 es lo ideal.

4) La cadera.

Debe ser ancha y plana, con gran desarrollo muscular y acompañado de un buen largo de bacinete ya que esa zona produce los cortes de carne más valiosos. La inserción de la cola debe estar despejada de depósitos grasos (“polizones”) y no puede ser pronunciada.

5) Los cuartos.

Anchos ya arrancando desde arriba y terminado con un segundo cuarto marcado que termine casi encima del garrón. Es importante que estas características carniceras de cadera y cuartos sea buscado también en hembras.

6) Profundidad. 

Dada por el largo del arco costal, lo que le permite una buena capacidad ruminal, característica fundamental asociada a la eficiencia y conversión en animales que se alimentan exclusivamente a pasto con prepucio y/o ombligos limpios asociado a pureza racial de razas británicas.

7) El pecho.

Debe tener un ancho moderado, el exceso de preparación debe ser evaluado como muy negativo y justamente el pecho es uno de los puntos visuales donde se puede evaluar; las paletas se deben observar sin excesos de musculatura, asociado a una mejor facilidad de parto directa, también en las paletas se pueden constatar los negativos excesos de grasa.

8) Aplomos.

La corrección es clave para la longevidad del animal, es la característica más importante junto a la fertilidad. Los aplomos con hueso deben ser muy tenidos en cuenta, las manos deben ser rectas. Las patas deben tener la angulación correcta en los garrones, al caminar tenemos que evaluar que el animal no se “siente” en los garrones y/o no sea recto de garrones, ambos defectos atentan hacia la longevidad.

9) Testículos.

Ambos bien marcados y con forma de pera, la alta circunferencia escrotal no está asociada a mayor producción de semen, siempre hay un mínimo aceptable (39-40 cm a los 2 años), en definitiva, es más importante la forma que tener CE de más de 40. En Hereford la pigmentación testicular hay que buscarla.

10) La verija.

Deber ser bien descendida, no puede ser levantada, por lo general los animales con este tipo de verija y marcada profundidad de costilla se asocia a animales más pesados y de mejor rinde.

Fuente: El Pais

Publicidad