7 de septiembre de 2020 01:10 AM
Imprimir

El 33% de la producción hidropónica se concentra en San Rafael, Alvear y Malargüe

CompartiremailFacebookTwitter En Mendoza hay varias empresas que tienen en marcha proyectos que producen bajo el sistema de hidroponía, y el Sur provincial concentra el 33% de esos emprendimientos. En la provincia hace un tiempo se ha comenzado a incursionar en este sistema de producción, que utiliza un 80% menos agua que la agricultura tradicional. Además, […]

En Mendoza hay varias empresas que tienen en marcha proyectos que producen bajo el sistema de hidroponía, y el Sur provincial concentra el 33% de esos emprendimientos.


En la provincia hace un tiempo se ha comenzado a incursionar en este sistema de producción, que utiliza un 80% menos agua que la agricultura tradicional. Además, por tratarse de un ambiente controlado, las plantas casi no se ven afectadas por plagas y el producto final es limpio y, aseguran, tiene un sabor más auténtico, ya que no se encuentra influido por sabores dados por el sustrato.


En la hidroponía, las plantas se cultivan en agua, sin contacto con la tierra –aunque en algunos casos se puede usar un sustrato– y, generalmente, las piletas o tuberías se colocan dentro de un invernadero. En la mayoría de los casos se le agregan minerales al líquido para suplementar los nutrientes que en el cultivo tradicional las raíces obtienen del suelo.


La superficie destinada para la producción hortícola es de 20.000 metros cuadrados en la actualidad. El 42% del total se encuentra en la zona Norte, mientras que la zona Sur se ubica en el segundo lugar con un 33% de la producción. El resto se completa con un 22% en Valle de Uco y el 3% en la zona Este.


La mayoría de los productores se dedican a la producción de todo tipo de lechugas y otras hortalizas de hojas, como espinaca, acelga, etc.
Dentro de las producciones de frutos, se encuentra la frutilla, seguida de otros como tomates cherries, pimientos, etc.


También es interesante para la producción de forraje verde para engorde de ganado bovino, siendo un suplemento ideal a la hora de darles materia orgánica para el engorde de animales.


En la provincia, el 86% del total del segmento está destinado a producción de lechugas y hortalizas de hojas verdes, el 11% a las frutillas y el 3% restante a forraje.

Publicidad