8 de septiembre de 2020 02:03 AM
Imprimir

Colombia : En julio, sacrificio para exportación siguió creciendo, pero consumo interno no repuntó

El degüello formal de ganado bovino mantuvo su crecimiento en el séptimo mes, impulsado por el crecimiento de las exportaciones como ha sido la tendencia a lo largo de 2020. Ya se completó un año, desde julio de 2019, en el que cada mes se superan las 10 000 canales con destino al exterior.

El comportamiento del sacrificio formal bovino en el séptimo mes de 2020 fue igual al resto del año, con un crecimiento en el rubro para exportación, pero con una contracción en el consumo interno que afectó el resultado total.

Solo en julio se obtuvieron 273 967 canales, un 7,6 % menos que en el mismo mes del año pasado. De igual manera, esa fue la caída en el global del 2020 (-7,6 %), al registrar 1 808 452 canales, más de 148 000 menos que en el mismo periodo de 2019.

Lo mismo ocurrió con el sacrificio para consumo interno, que disminuyó 9,6 % en julio, con 257 965 cabezas (27 283 menos), y 9,5 % en todo el 2020, con 1 713 317 (180 164 menos).

En cambio, la preparación de canales para exportación siguió creciendo. Aunque el cálculo se hace con cortes específicos que demandan los mercados según sus preferencias, el resultado ha mostrado los avances en materia de exportación de la proteína bovina.

A lo largo del año, a pesar de ser tan distinto a los anteriores por cuenta de la pandemia del nuevo coronavirus, este rubro ha mostrado resultados favorables, especialmente desde que Colombia recuperó la certificación de país libre de aftosa gracias a Fedegán-FNG.

Comparando los primeros siete meses de 2020 con el mismo periodo del año anterior, el beneficio para exportar ha crecido 50,7 %, con 95 135 canales (cerca de 32 000 más).

Sin embargo, gracias a los esfuerzos de diplomacia sanitaria del Ministerio de Agricultura, ICA y Fedegán-FEP, durante 13 meses consecutivos se han superado las 10 000 cabezas, cuando en 2017 y 2018 se presentaron caídas por los brotes de aftosa de esos años.

De hecho, en julio de este año se presentó el segundo registros más alto de 2020 y uno de los más elevados en el histórico, con 16 002 cabezas, por debajo de las 17 044 de febrero y superando las 15 421 que se consignaron en enero.

No obstante, aunque las cifras muestran un buen comportamiento en exportación, todavía quedan tareas pendientes en materia de sacrificio formal.

Sin duda, es necesario fortalecer el degüello interno, lo que no solo incluye el fomento al consumo tras el impacto económico de la COVID-19 que afectó la compra de carne roja en los hogares, sino también la lucha contra flagelos como el abigeato y el sacrificio clandestino.

Asimismo, si bien el sacrificio para exportación muestra unos buenos resultados, el país puede hacer aún más esfuerzos para consolidar los mercados alcanzados y llegar a nuevos destinos, por lo cual Fedegán-FEP sigue trabajando de la mano de otras entidades y el Gobierno para lograr este propósito.

Publicidad