10 de septiembre de 2020 00:57 AM
Imprimir

IBCE plantea medidas contra Perú por la suspensión de permisos para productos bolivianos

El Gobierno debe evaluar una “medida de retaliación” proporcional al daño comercial de no encontrarse una solución, indica el instituto.

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) del Perú suspendió el lunes la emisión de permisos sanitarios y fitosanitarios para la importación de soya, chía y carne bovina de Bolivia. Frente a esa decisión, el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, pidió al Gobierno evaluar una “medida de retaliación” proporcional al daño que pueda causar esa disposición a los productores y exportadores bolivianos.

“Desde el IBCE advertimos de esta situación a las autoridades bolivianas, habiéndose conocido que habrá una reunión de las autoridades sanitarias del Perú y Bolivia (Senasa y Senasag), aguardándose que el problema se resuelva amigablemente, como ocurrió a principios de año, con una situación similar. Caso contrario, el gobierno boliviano debería evaluar una medida de retaliación proporcional al daño que pueda estar causando esta situación, afectando a los productores y exportadores bolivianos», señalo el ejecutivo.

Desde Perú se conoció que la medida adoptada es para revisar y actualizar los requisitos fitosanitarios de importación suscritos con el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) de Bolivia, a fin de evitar la introducción de plagas cuarentenarias y garantizar un comercio seguro, señala un comunicado difundido por el Senasa, el pasado 7 de septiembre.

Ante el impase, Senasag y Senasa este miércoles iniciaron reuniones técnicas bilaterales para buscar una solución a la decisión peruana de restringir la emisión de permisos sanitarios y fitosanitarios para la importación y tránsito internacional de productos de origen vegetal y animal procedentes de Bolivia.

La retaliación es una respuesta proporcional a un daño provocado, que en el caso del país puede causar la determinación de las autoridades peruanas, a los productores y exportadores de soya, chía y carne bovina deshuesada congelada, que por ahora impide la comercialización de estos productos al país vecino.

En 2019 la exportación de Bolivia de los citados productos al Perú superó los $us 260 millones de dólares, y a julio del 2020 están por encima de los $us 160 millones.

Fuente:

Publicidad