16 de septiembre de 2020 10:49 AM
Imprimir

La pandemia porcina, otro problema para la industria del cerdo en Alemania

CompartiremailFacebookTwitter Un brote de peste porcina africana amenaza con bloquear la carne de cerdo alemana en la Unión Europea, ya que China, Corea del Sur y Japón han prohibido los envíos, lo que supone un gran revés en un año difícil para los productores de carne tras los brotes de COVID-19 en los centros de […]

Un brote de peste porcina africana amenaza con bloquear la carne de cerdo alemana en la Unión Europea, ya que China, Corea del Sur y Japón han prohibido los envíos, lo que supone un gran revés en un año difícil para los productores de carne tras los brotes de COVID-19 en los centros de producción.

Los precios del cerdo alemán al por mayor cayeron un 14% el viernes después de que se encontrara un caso de la enfermedad en un jabalí en el este del país. Los principales compradores del mercado internacional respondieron rápidamente prohibiendo los envíos del principal productor de la UE en lo que iba a ser un gran año de ventas.

En China, el mayor productor de carne de cerdo del mundo, la enfermedad causó que cientos de millones de animales fueran sacrificados y elevó las importaciones de proteínas de otras fuentes.

Las exportaciones alemanas de carne de cerdo a China tienen un valor de alrededor de 1.000 millones de euros (1.200 millones de dólares) anuales, y los volúmenes se duplicaron en los primeros cuatro meses de este año debido al aumento de la demanda después de que la producción china se redujo en un 20%.

“El cese de las exportaciones chinas es un duro golpe para los agricultores y para la industria de Alemania”, dijo André Vielstaedte, portavoz del mayor grupo de procesamiento y exportación de carne de Alemania, Toennies.

La peste porcina africana se propaga por contacto con animales infectados y también puede ser propagada por personas y camiones. Casi siempre es mortal en los cerdos, pero no es dañina para las personas.

Alemania ha tratado de conseguir que se prohíban las exportaciones de forma limitada y regional, ya que el brote cerca de la frontera polaca está a cientos de kilómetros de la principal región productora, en el noroeste del país. Si bien el concepto de una prohibición regional existe en el comercio intracomunitario, China se ha ceñido hasta ahora a las prohibiciones nacionales.

Las exportaciones alemanas incluían grandes tonelajes de partes de cerdo, como orejas, morros y patas, que se consideran delicias en Asia pero que no son tan deseadas en Europa.

Los vendedores tendrán dificultades para obtener márgenes similares en los productos que normalmente se venden a Asia.

“Si los supermercados utilizan esto como una oportunidad para mantener los precios bajos, entonces el futuro de muchos criadores de cerdos está en duda y muchos podrían cerrar”, dijo Matthias Quaing, de la asociación alemana de criadores de cerdos ISN.

El COVID-19 ha hecho que este sea un año difícil ya que el virus causa grandes problemas en la operatividad. La planta de Toennies, en Rheda-Wiedenbrueck, cerró a mediados de junio después de que unos 1.500 trabajadores dieran positivo.

“Para Alemania, no hay mercados alternativos de exportación de carne de cerdo visibles del tamaño de China y otros en Asia”, dijo Tim Koch, analista de carne de la consultoría de mercado independiente alemana AMI.

RIVALES DE LA UE

Las importaciones de carne de cerdo de China aumentaron en un 75% en 2019 y han seguido creciendo este año. Por lo tanto, la prohibición de los envíos alemanes debería brindar una gran oportunidad a otros exportadores y los futuros de carne magra de cerdo han alcanzado un máximo de seis meses en el Chicago Mercantile Exchange (CME) .

“Creo que las ventas de carne de cerdo de Alemania a China serán sustituidas por otros exportadores como Estados Unidos, España, Canadá y Brasil”, dijo el analista de Rabobank Justin Sherrard. Los exportadores de Estados Unidos parecen estar particularmente bien situados para captar ventas. “Con las interrupciones de COVID-19 en la matanza más o menos superadas, Estados Unidos estaría bien posicionado para mover más carne de cerdo en los últimos cuatro meses del año, ya sea a China o a otros mercados”, dijo Joe Schuele, portavoz de la Federación de Exportación de Carne de Estados Unidos, un grupo industrial. Smithfield Foods, el mayor productor de carne de cerdo de Estados Unidos, es propiedad del grupo chino WH Ltd, mientras que entre otros grandes actores que podrían beneficiarse se encuentran JBS USA [JBS.UL] y Tyson Foods. La prohibición también debería dar un impulso a los ya crecientes envíos de carne de cerdo de Brasil a China.

En agosto, Brasil vendió 50.700 toneladas de carne de cerdo a China, un 168% más que en el mismo mes del año anterior y representa más de la mitad del total de 98.500 toneladas de exportaciones, según ABPA, la asociación que representa a los procesadores de carne de cerdo y de aves de corral. Canadá, otro importante exportador de carne de cerdo, tiene un margen limitado para aumentar los volúmenes con China, que ya representa casi la mitad de las exportaciones canadienses de carne de cerdo, según Richard Davies, vicepresidente ejecutivo de ventas de Olymel lp, uno de los mayores transportistas de carne de cerdo del país norteamericano.

Fuente: Reuters

Publicidad