17 de septiembre de 2020 10:36 AM
Imprimir

Los ingresos por la actividad agropecuaria crecerán cerca del 14% este año, un récord para Brasil

Los ingresos de Brasil por las actividades agropecuarias crecerán cerca de un 14 % este año, un alta récord en el país, impulsada por la pandemia del coronavirus que elevó los precios de los alimentos, devaluó con fuerza al real e incrementó la demanda de China.

De acuerdo con las proyecciones de la Confederación de Agricultura y Ganadería (CNA) divulgadas este miércoles, el valor bruto de la producción agropecuaria superará los 823.000 millones de reales (unos 158.269 millones de dólares), un aumento del 13,7 % en relación al año pasado.

La mayor parte de los ingresos provendrán de la agricultura -principalmente de la soja- con un aumento estimado para este año de 18 %, por ventas brutas de 531.600 millones (unos 102.230 millones de dólares).

Según la patronal, la soja batirá un récord en el 2020 con 218.000 millones de reales en facturación (unos 41.923 millones de dólares), un aumento de 23,8 % sobre lo recaudado en 2019, pujado por el crecimiento de la producción (+4,3 %), el incremento de los precios (+18,7 %), la alta demanda china y la devaluación del real frente al dólar.

Las cotización de la soja, el principal producto de exportación de Brasil y que respondió por el 18,5 % del resultado de la balanza comercial del país entre enero y agosto, subió un 55 % en los últimos doce meses en términos nominales, llegando a superar en los últimos días los 137,76 reales (25,60 dólares) por 60 kilos.

Foto de archivo de una siembra de soja. Foto: EFE/Archivo/Weimer Carvalho

Siembra de soja. Efeagro/Weimer Carvalho

El arroz, el café arábigo y el trigo son otros productos que impulsarán los ingresos agrícolas para el país, ya que según la CNA incrementarán su facturación en un 33,9 %, 51 % y 59 %, respectivamente.

La actividad pecuaria

En cuanto a los ingresos por la actividad pecuaria, Brasil recibirá en 2020 unos 291.700 millones de reales (unos 56.096 millones de dólares), un crecimiento de 6,6 %, en relación con el año pasado.

Según la Confederación, el aumento de la producción y de los precios de los huevos y de la carnes de cerdo, así como el incremento de costos en la carne vacuna debe garantizar una subida de unos 17.900 millones de reales (unos 3.442 millones de dólares) en la facturación de la actividad ganadera en las propias haciendas.

Las estimaciones de CNA, basadas en los datos sobre precios y producción disponibles hasta agosto de 2020, mostraron un panorama no tan optimista para los sectores productivos de pollo y leche, donde los ingresos brutos deberán caer un 3,7 % y un 4,3 %, respectivamente.

Fuente: EFE

Publicidad