17 de septiembre de 2020 10:44 AM
Imprimir

Las mutaciones de gripe aviar reducen la eficacia de medicamentos antivirales humanos

Un estudio ha demostrado que los virus de la gripe aviar pueden soportar mutaciones que reducen la eficacia de los antivirales, lo que haría que un brote sea más difícil de contener si el virus evoluciona para infectar a los seres humanos

Cuatro mutaciones en los virus de la gripe aviar les permiten escapar de los medicamentos antivirales humanos sin comprometer su aptitud, según han revelado estudios del Instituto Pirbright. Si las cepas de gripe con estas mutaciones pasan de las aves a los humanos, las opciones disponibles para la prevención y el tratamiento podrían ser limitadas.

Hay muchos tipos de antivirales diseñados para combatir la influenza en humanos, que se dirigen a diferentes partes del virus para prevenir la infección. Los antivirales probados en este estudio se conocen como inhibidores de la neuraminidasa, que se recomiendan a nivel mundial y actualmente son los más utilizados para el tratamiento de la gripe en humanos. Son pequeños compuestos químicos que evitan que los virus de la gripe se repliquen uniéndose a las proteínas neuraminidasa (NA) que se encuentran en su superficie.

Sin embargo, los virus de la gripe pueden desarrollar resistencia contra los inhibidores de la neuraminidasa cambiando sus proteínas NA a través de mutaciones en su genoma. Se han encontrado varias cepas circulantes de gripe aviar con mutaciones naturales similares a las que se encuentran en las cepas humanas resistentes. Dado que la cepa de gripe aviar H5N6 ha infectado previamente a humanos, los científicos de Pirbright se propusieron comprender si estas mutaciones harían que las cepas H5 fueran menos susceptibles a los inhibidores de la neuraminidasa y si esto alteraría su capacidad de replicarse.

El estudio, publicado en Antiviral Research, mostró que cuatro mutaciones de resistencia que se encuentran comúnmente en cepas de gripe humana también reducen la susceptibilidad de las cepas H5 altamente patógenas a los inhibidores de la neuraminidasa. Las mutaciones no tuvieron ningún efecto sobre la capacidad del virus para replicarse o la mejoraron al provocar mutaciones adicionales que permiten una replicación eficiente en las células. Estas otras mutaciones también podrían afectar a qué animales puede infectar el virus, lo que puede alterar la probabilidad de que el virus se propague a otros animales, incluidos los humanos.

La Dra. Holly Shelton, directora del Grupo de Virus de Influenza, explica que “es extremadamente importante para nosotros saber si las mutaciones que impiden que los antivirales actúen contra las cepas de gripe humana afectan a las cepas de aves de la misma manera, ya que varias pandemias humanas han sido causadas por virus de la gripe aviar que pudieron saltar la barrera de las especies. Nuestro estudio ha demostrado que los virus de la gripe aviar pueden soportar mutaciones que reducen la eficacia de los antivirales, lo que haría que un brote sea más difícil de contener si el virus evoluciona para infectar a los seres humanos. Por lo tanto, la vigilancia continua de la circulación de cepas H5 en aves es esencial y debe incluir las mutaciones que hemos identificado que están asociadas con la resistencia a los medicamentos en humanos”.

Publicidad