17 de septiembre de 2020 14:48 PM
Imprimir

La sociedad de Taiwan cuestiona la importación de carne de cerdo estadounidense que contiene ractopamina

CompartiremailFacebookTwitterOrganizaciones no gubernamentales, legisladores y expertos en salud de Taiwan siguen cuestionando la decisión de la autoridad de Taiwan de importar carne de cerdo estadounidense que contiene ractopamina. Este fin de semana, el opositor partido Kuomintang (KMT) inició una petición para realizar un referéndum contra la política, e instó a la ciudadanía a firmar la […]

Organizaciones no gubernamentales, legisladores y expertos en salud de Taiwan siguen cuestionando la decisión de la autoridad de Taiwan de importar carne de cerdo estadounidense que contiene ractopamina.

Este fin de semana, el opositor partido Kuomintang (KMT) inició una petición para realizar un referéndum contra la política, e instó a la ciudadanía a firmar la petición y evitar que la medida entre en vigor.

La autoridad de Taiwan anunció el 28 de agosto que establecerá normas para residuos de ractopamina en la carne de cerdo importada para dar luz verde a la importación de dicho producto y abrir su mercado a la carne de res estadounidense de ganado con una edad superior a 30 meses.

El uso de ractopamina en la carne de cerdo está prohibido en Taiwan debido al riesgo que representa para la salud humana.

La autoridad decidió importar carne de cerdo con ractopamina sin informar a la ciudadanía ni consultar con la industria local, y sin una revisión por parte del legislativo o una evaluación adecuada de sus riesgos, dijo el KMT en una conferencia de prensa celebrada el viernes.

Teniendo en cuenta que en Taiwan los cerdos son una fuente importante de carne y alimentos procesados, y que la población local gusta de consumir las vísceras de cerdo, el KMT se declaró profundamente preocupado por el impacto negativo de la política en la salud pública.

La evidencia científica del impacto de la ractopamina sobre la salud humana a través de pruebas en el ser humano es muy limitada y controvertida, dijo el doctor Jen I-an de la Sociedad de Medicina Preventiva de Taiwan, quien agregó que no hay investigaciones sobre su impacto en los adultos mayores, las mujeres embarazadas y los niños.

Varios millones de personas pueden verse afectadas, lo que plantea serias dudas sobre si Taiwan debe enfrentar tales riesgos para la salud, dijo Jen.

“La política beneficiará a las multinacionales y sacrificará los intereses de los ciudadanos y la industria local. Esto no solo es una cuestión de ciencia sino también una cuestión de justicia”, señaló Jen.

Wu Pi-Shuang, secretaria general de la Fundación Unida de Amas de Casa, con sede en Taipei, expresó sus dudas sobre la capacidad de la autoridad para supervisar los orígenes de la carne de cerdo importada.

“Los supermercados pueden identificar la fuente de la carne de cerdo, pero, ¿qué hay de las empresas procesadoras de alimentos y los vendedores en los mercados tradicionales? ¿Tenemos suficiente gente para asegurarnos de que utilizan el tipo correcto de carne de cerdo?”, preguntó Wu. “Como esposas y madres, estamos preocupadas”.

Una investigación reciente llevada a cabo por el noticiero TVBS News, mostró que el 64 por ciento de los encuestados no quiere carne de cerdo importada de EE. UU. que contenga ractopamina y el 80 por ciento no la comprará si llega a ser importada, mientras que el 60 por ciento está preocupado ante la posibilidad de comer dicha carne mientras cena fuera.

El sondeo fue realizado por vía telefónica a 936 residentes locales mayores de 20 años entre el 31 de agosto y el 2 de septiembre.

Fuente: Eurocarne

Publicidad