17 de septiembre de 2020 18:58 PM
Imprimir

Costamagna: “el crushing de soja están trabajando sin rentabilidad e incluso algunas con pérdidas importantes”

El Ministro de la Producción afirmó que es a causa de haber equiparado los Derechos de Exportación para el grano y los subproductos. Lo hizo ayer durante un encuentro virtual del que participaron sus pares de Córdoba, Buenos Aires y Entre Ríos, organizado por ACSOJA.

El ministro de la Producción Daniel Costamagna afirmó que muchas industrias aceiteras santafesinas trabajan a pérdida por la unificación de las retenciones para la soja y sus subproductos que aplicó al complejo oleaginoso la gestión nacional anterior.

Las declaraciones del funcionario se produjeron ayer durante un encuentro virtual del que participaron sus pares de Córdoba, Buenos Aires y Entre Ríos, organizado por ACSOJA para dialogar sobre “estrategias y propuestas provinciales para retomar la senda del crecimiento de la producción y el agregado de valor en las exportaciones”.

A modo de prólogo de su intervención, el funcionario aseguró que el gobierno de Mauricio Macri cometió “un gran error al equiparar las retenciones tanto para el poroto entero como para la harina y los aceites; es es un proceso que desestimula los procesos de industrialización y que, de algún modo, hicieron que las exportaciones de poroto hayan ido creciendo en desmedro de los procesos industriales”. 

Y agregó que esta situación provocó “una ecuación económica en el crushing (molienda de soja) que realmente no sólo que no es buena sino que en algunos casos, según el grado de eficiencia que cada planta tiene, están trabajando sin rentabilidad e incluso algunas con pérdidas importantes”.

El ministro se refirió así al impacto que tuvieron las medidas que adoptó el gobierno de Cambiemos en septiembre de 2018, cuando ante el apremio de la crisis cambiaria reimplantó los Derechos de Exportación a los cereales y equiparó en 28.8% el de todos los productos de la cadena sojera. Hasta entonces el poroto tributaba algunos puntos más que harina, aceite y pellets. Luego, en marzo de este año, el nuevo gobierno de Alberto Fernández llevó ese tributo a 33%.

Frente a esta situación, Costamagna aseguró que “el gran desafío que tenemos los argentinos y nuestra provincia fundamentalmente tiene que ver con las cuestiones de transformación de energías en proteínas animales; esto es sinónimo de empleo, arraigo, de inversiones, de inclusión de los jóvenes y las familias”. Y lo relacionó con la posibilidad de transformar los granos con la producción porcina, avícola, lechera o bovina de carne. 

“Esta transformación es el gran desafío, sin dudas; fundamentalmente en aquellos lugares con distancias más alejadas de los puertos, donde el costo del flete tiene una incidencia enorme”. Al respecto reflexionó: “hoy transportar a un frigorífico de Rosario una jaula de novillos cuesta lo mismo que transportar un camión de maíz o de soja y los valores (de la carga) se triplican o cuadruplican en cuanto a lo que transporta”.

También se refirió a la necesidad de avanzar sobre una diversificación agrícola para generar “un esquema mucho más equilibrado”, no sólo para el suelo y los recursos naturales sino también para “la sustentabilidad o el equilibrio de la ecuación empresaria”.

Fuente:

Publicidad