18 de septiembre de 2020 00:31 AM
Imprimir

Alimentación de ganado bovino en Costa Rica permite la producción de carne con menos calorías y grasas

Los pastos naturales con los que el ganado es alimentado brindan un valor agregado nutricional a la carne de producción nacional

En Costa Rica, 97% de las fincas alimentan al ganado bovino con pastos naturales, lo que brinda un importante valor agregado nutricional a la carne de producción nacional que se consume, de acuerdo con datos de la Corporación Ganadera (Corfoga).

Según el último Censo Nacional Agropecuario hecho en el 2014, la alimentación del ganado bovino en el país es principalmente a base de forraje, donde un 57.3% de las fincas tienen predominancia de pastos naturales, un 37.4% de pastos mejorados y un 2.7% de pastos de corte.

Estos datos muestran que el ganado bovino costarricense se cría al aire libre con una alimentación acorde a sus necesidades y a su naturaleza, sin alimentos transgénicos ni hormonas, y muestran que la carne tiene calidad nutricional.

A criterio de la nutricionista Betty Chacón, “El sistema de alimentación de pastoreo, permite la producción de carne con un menor contenido de calorías, grasa total y grasa saturada y un mayor contenido de ácido linoleico conjugado, el cual tiene propiedades antitumorales, además de una mejor relación omega 6:3″.

La experta en nutrición indicó que la carne de res ayuda a cubrir los requerimientos de selenio, cobre, zinc, hierro, y manganeso; minerales importantes para optimizar la capacidad intelectual, disminuir la fatiga y fundamentales durante el embarazo, el crecimiento y la etapa senil.

Añadió que este tipo de carne es de las mayores fuentes de proteína y minerales de alta biodisponibilidad; tiene un alto aporte de potasio, fósforo, magnesio; es fuente de hierro hemínico, de vitamina B12 y su perfil de aminoácidos es completo.

Fuente:

Publicidad