19 de septiembre de 2020 11:15 AM
Imprimir

«Los agroexportadores no podemos retacear dólares»

El titular de Aceitera General Deheza se refirió a las últimas medidas tomadas por el Banco Central de la República Argentina.

Roberto Urquía, titular Aceitera General Deheza, en declaraciones a Radio Con Vos, expresó que las medidas tomadas por el Banco Central esta semana “son de coyuntura. El presidente dijo algo muy claro, que los dólares no pueden comprarse para comprarlos, sino para estar al servicio de la producción. Tenemos que pasar este momento de necesidad de divisas. Para exportar se necesita importar y que el mercado sea más flexible. Son medidas coyunturales que se irán flexibilizando a medida que ingresen divisas”.

“Los agroexportadores no tenemos forma de retacear dólares. Cuando cargamos un barco, a los 15 hay que liquidar las divisas. En los commodities, aceites, harinas, porotos de soja, aceite de soja, maní , etc. a los 15 días de cargar el barco hay que liquidar los dólares al Banco Central”, señaló el exsenador.

Respecto a la especulación de productores que mantienen sus cosechas en silobolsas para vender en un momento más favorable, Urquía sostuvo que “me parece que este es un tema para clarificar. El país tuvo una muy buena cosecha, el hombre de campo tiene bastante maíz y soja. Con un dólar comercial de 75 pesos y una retención del 33% en la soja que queda en 50 pesos. Contra un mercado libre de dólar contado con liquidación de más de 100 pesos, me parece que no tiene interés de desprenderse de algo con valor constante”.

Según Urquía, los dólares paralelos “están un poco sobrevaluados. El problema no es el dólar sino las retenciones del 33% a la soja. Atenuando un poco las retenciones, se podría acortar la brecha entre los dólares. Es fácil decirlo pero no es fácil hacerlo, porque ya lo habrían hecho”.

Consultado sobre el denominado “impuesto a la riqueza”, en el que estaría comprendido, el titular de Aceitera General Deheza dijo que “entiendo que pagar sobre acciones de empresas radicadas en el país que generan miles de puestos de trabajo, es un mal llamado impuesto a la riqueza, no va a incentivar a seguir invirtiendo, hará dudar. Pagar sobre plazos fijos o ahorro en el exterior sí es justo”.

Fuente: Perfil

Publicidad