22 de septiembre de 2020 10:27 AM
Imprimir

Uruguay : Con menor demanda por novillos, el mercado del gordo encuentra el equilibrio

CompartiremailFacebookTwitterEl mercado de la hacienda gorda encuentra el equilibrio. La industria se muestra ávida por vacas y vaquillonas con destino al abasto. Mientras que la demanda por novillos es escasa ante la ausencia de Europa e Israel. La oferta de ganado aparece muy lentamente e intenta resistir a la presión bajista de valores. Por los […]

El mercado de la hacienda gorda encuentra el equilibrio. La industria se muestra ávida por vacas y vaquillonas con destino al abasto. Mientras que la demanda por novillos es escasa ante la ausencia de Europa e Israel. La oferta de ganado aparece muy lentamente e intenta resistir a la presión bajista de valores.

Por los mejores novillos los negocios concretados son muy pocos. Algunas plantas ofrecen en el eje de los US$ 3,30 por kilo en cuarta balanza pudiéndose concretar algún negocio por encima de esos valores (hasta US$ 3,40) mientras que otras están muy por debajo de esos valores o incluso sin pasar precio.

La vaca es la categoría más demandada y varía el precio según la calidad y el peso, los negocios se concretan entre US$ 3,15 y US$ 3,25 por kilo en cuarta balanza. La vaca Holando bien pesada se comercializa entre US$ 2,93 y US$ 3. La vaquillona muy demanda por el abasto logra los US$ 3,35. Las entradas a planta promedian una semana.

En la reunión semanal de la ACG el novillo especial de exportación se mantuvo en US$ 3,39 y las mejores vacas en US$ 3,17, mientras que las vaquillonas bajaron un centavo a US$ 3,30. El comentario de la reunión fue: «Con menor presión compradora por novillos y oferta pretenciosa, mayor fluidez por vacas».

La oferta de ganado a pesar de haber aumentado moderadamente por la época del año se mantiene tímida y muy por debajo de años atrás. Lo que se ve reflejado en la faena (ver nota aparte).

Hacia adelante, de mantenerse un volumen de faena similar al de las semanas anteriores, los operadores consultados no ven grandes cambios en las cotizaciones, aunque sí una persistente presión a la baja por parte de la industria.

En el mercado de reposición el clima sigue condicionando la oferta y por lo tanto se enlentece la concreción de negocios. Los terneros bajaron dos centavos su cotización respecto a la semana anterior a US$ 2,18, fundamentalmente por un ajuste de precios en los terneros de 140 a 180 kilos.

En lanares, la oferta es moderada, la colocación es fluida y hay firmeza en los valores. El cordero liviano subió dos centavos a US$ 3,41, el cordero pesado se mantuvo en US$ 3,47, los borregos subieron un centavo a US$ 3,47, los capones un centavo a US$ 3,06 y las ovejas a US$ 3,01.

Publicidad