23 de septiembre de 2020 00:06 AM
Imprimir

El “supercepo” restringe la demanda, pero también la oferta: ingresarán menos dólares del agro

Agroexportadores alertaron que habrá una retracción en la liquidación de divisas debido a la imposibilidad de prefinanciar exportaciones.

“Es una situación insostenible”. Así calificaron las empresas agroexportadoras a las nuevas restricciones de acceso al dólar que impuso el Banco Central la semana pasada. Y alertaron que habrá una fuerte retracción en el ingreso de divisas para lo que resta del año, luego de ocho meses en los que la liquidación se redujo a su menor nivel desde 2009.

“Lo que hizo el banco central fue obligar a un default empresarial masivo”, criticó una fuente del sector consultada por Clarín.

Según la normativa de la autoridad monetaria, las empresas que registren vencimientos de capital programados entre el 15 de octubre y el 31 de marzo del año que viene podrán acceder al mercado de cambios solamente por el 40 por ciento del monto de capital a vencer, mientras que el 60 por ciento lo tendrán que refinanciar, o  comprar en otros mercados (blue, MEP o contado con liquidación), lo que significa una brecha de más del 80 por ciento con el tipo de cambio oficial. 

En este sentido, hay compañías del sector agroindustrial que han hecho inversiones muy importantes en los últimos años, como la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) que invirtió alrededor de 140 millones de dólares para construir su propio puerto y Aceitera General Deheza (AGD) que desembolsó 120 millones de dólares con el mismo fin.

Más allá del problema específico para renegociar sus pasivos, las fuentes de la agroexportación consultadas agregaron que, desde que salió al norma oficial, los bancos internacionales “cerraron cualquier tipo de financiación a las empresa agroexportadores”, lo que profundiza aún más la situación de cara a lo que viene.

Los bancos internacionales ya venían “molestos” con Argentina por la fallida expropiación a Vicentin por parte del Gobierno, al punto de que hasta conformaron un Comité Ejecutivo para tratar esta situación. “Las últimas medidas del Central fueron la gota que rebalsó el vaso”, dijeron desde el sector.

Por otro lado, las restricciones a la moneda estadounidense también complican las prefinanciaciones de exportaciones que hacen las empresas para poder comprar granos a los productores.

Fuente: Clarin

Publicidad