23 de septiembre de 2020 10:57 AM
Imprimir

Trigos helados: tensa espera para conocer la magnitud del daño

La primavera llegó con temperaturas bajo cero y los cultivos, que ya venían golpeados por la sequía, acusan el impacto. Las primeras recorridas revelan pérdidas de espigas, pero la precisión del perjuicio se conocerá aproximadamente en una semana.

Todos los consultados coinciden en la misma apreciación: aún hay que esperar unos días, entre 5 y 10, para saber con precisión el impacto de las últimas heladas en los trigos del centro santafesino. Acuerdan también en que el daño existirá y se reflejará en el rinde, sobre todo porque los cultivos mostraban un desarrollo menor a causa de la sequía. 

En la zona de El Trébol, el ingeniero agrónomo Pablo Ponzio, de la consultora Agromaker, reportó que el domingo 20 de septiembre cayó una helada que produjo mucho daño “en varios lotes que estaban adelantados en espiga embuchada y algunos asomando la espiga”. Fue la más fuerte, estimó, otras previas que se dieron lunes, martes y miércoles de la semana pasada. “La del domingo yo creo que fue la que más daño hizo”, enfatizó. 

Con esta imagen Pablo Ponzio graficó la dimensión del fenómeno en El Trébol. Foto: Gentileza

“No se qué porcentaje, por que estoy recorriendo los lotes; de acá a tres o cuatro días más o menos se va a saber bien el nivel de daño”, dijo a Campolitoral, aunque la primera impresión que transmitió es de hasta 90% de daño en algunos lotes, que “difícilmente puedan salvarse”, mientras en otros potreros podría ser del 10%.

Ponzio acompañó el comentario con una foto en la que se observa un tallo estrangulado. “Vos tirás de la espiga embuchada y se ve abajo en el tallo cómo queda estrangulado de un color marrón clarito; bueno, esa planta está muerta por helada, ya no circula más savia por ahí adentro así que no va a producir grano”, detalló.

El ingeniero Claudio Bosco hizo una primera recorrida en Gálvez y constató el daño. Foto: Gentileza

Cerca de la zona, en Crispi, los contratistas Pablo y Darío Bartolelli tomaron una imagen en la que se aprecia un trigo con la espiga quemada. Calificaron la situación como “bastante triste” en el distrito, ya que los lotes venían golpeados por la sequía y el fin de semana llegaron las temperaturas bajo cero. “Está todo el mundo a las vueltas”, relataron a Campolitoral, hoy al mediodía en referencia a las evaluaciones que ya comenzaron a realizar productores y asesores. 

Los Bartolelli explicaron que algunos trigos más atrasados podrían salir mejor parados, pero serían los menos ya que en la región las siembras se largaron antes para aprovechar la poca humedad disponible. “En general se sembró todo muy temprano, a mediados de mayo; y unos pocos lotes en junio”, indicaron. “El martes o miércoles de la semana que viene se va a definir cual sigue y cual no”, agregaron.

La seguidilla de heladas registradas en Gálvez antes de la primavera. Foto: Gentileza

En Gessler el ingeniero agrónomo Julián Imhoff hizo algunas recorridas y el diagnóstico fue dispar y cambiante: en algunos no observó impacto, pero en otro sí. En algunos casos con el paso de las horas la impresión fue cambiando. “Cuantificar el daño de heladas es jodido, sobre todo apenas sucede”, dijo, y calculó que al menos se debería esperar 5 o 6 días. Al respecto detalló que, cuando el trigo está por largar la espiga, la helada “mata la zona de crecimiento que va por dentro del tallo” y afecta la espiga. “Generalmente se ve una zona de tejido muerta; y lo mirás hoy y está dudoso; pero es bien claro en varios días”.

Al respecto el asesor Claudio Bosco, con base en Gálvez. coincidió en que “es prematuro todavía hacer un análisis porque hay espigas que sí, otras que no (se helaron); tallos que fueron muy helados y otro poco; por lo menos hay que esperar 10 días”. Pero en función de los componentes del rendimiento (espigas por metro cuadrado, cantidad de granos en cadas una y el peso de los mismos) “no podemos negar que hay daño”, admitió, “porque cuando te mochan espigas por metro cuadrado la ecuación es mortal”.

La imagen satelital detalla la amplitud e intensidad de la “primavera helada”. Foto Gentileza:

En el norte santafesino también se produjeron heladas, aunque aún no se sabe el impacto. En INTA Reconquista registraron un hecho histórico: dos heladas consecutivas en el inicio de la primavera, situación que en 50 años de mediciones sólo se habían producido en los años 2013, 2009 y 1973. El 21 de septiembre a 5 cm de la superficie del suelo se registraron – 2.6 grados y hoy – 1.3 grados.

Fuente: El Litoral

Publicidad