26 de septiembre de 2020 10:58 AM
Imprimir

La cepa innovadora de Vinos de Chile

La organización tiene su mirada puesta en la recuperación del mercado chino, de la mano de una fuerte estrategia de comercio electrónico.

Hablar de vino es hablar de Chile, así que cualquier promoción asociada a uno de los principales productos de exportación, debe estar orientada a destacar el gentilicio y la cultura. Y desde Vinos de Chile se han propuesto ser más que una plataforma enfocada en el mercado y han decidido orientar sus esfuerzos en aquellas tareas propias de las embajadas: proyectar una imagen país a través de la historia y calidad de uno de los productos estrella.

Siguiendo con esta línea, una buena embajada necesita de una representante y, precisamente, en eso se ha convertido Angélica Valenzuela. Una mujer que cambió el café (trabajó por más de 20 años en Nestlé) para asumir el desafío de promover la cultura del vino chileno dentro y fuera de nuestras fronteras.

La ingeniero comercial, en entrevista con María Gabriela Arteaga en Conectados DF –el espacio en vivo a través de Instagram-, destaca que el país ha avanzado hacia las ligas mayores en la exportación de vino, superando incluso a Argentina, Australia y Estados Unidos. “Me gustaría que la gente lo entendiera, quisiera y disfrutara más para convertirnos todos en embajadores”.

Y es que asegura que, “cuando uno sale de las fronteras del país, somos uno; todos somos Chile”.

China: en las buenas y malas

Valenzuela cuenta que, de los mercados en los que el vino chileno se desenvuelve mejor, está China, con el 16% de toda la exportación. Ha sido la nación que ha impulsado las ventas por años y también la que llevó a ponerle pausa, por ser el epicentro del coronavirus.

“China fue el primero que partió con los problemas, por lo tanto, no pudimos aprovechar el Año Nuevo Chino, que es una ocasión de muchísimo consumo de vino. Eso generó que quedara stock en el comercio”, detalla.

Imagen foto_00000002

Angélica Valenzuela, directora comercial de vinos de chile.

A esto se sumó el cierre global de restaurantes, hoteles y bares, “un canal muy relevante” para la comercialización de los productos.

Aun así, siguen apostando al gigante asiático y por ello tienen todas sus fichas en la Feria de Shanghái que, “si todo sale bien, debería realizarse el próximo mes”.

Y es que en China, el desarrollo en comercio electrónico permite una muy alta exposición. De hecho, la ejecutiva relata que desde Vinos de Chile se adelantó una alianza comercial con grandes firmas de e-commerce, como Alibaba y JD.com, que permiten exponer la oferta a una audiencia mucho más extensa.

“En China se puede comprar todo por e-commerce. El rango de productos, es infinito. Esto estuvo acompañado de un trabajo con ProChile, con quienes hicimos un portal de Chile. Al ingresar a la página, hay un hall con los productos chilenos, acompañados de historia, conocimiento del país y música”, relata.

Una cata virtual

La pandemia sorprendió al sector en plena vendimia que llegó a término en labores junto al Ministerio de Agricultura. De inmediato, la logística tuvo que ser reformulada para garantizar la salud de trabajadores, gente de viñas y de transportistas.

Una vez superado ese tema, surgió la gran pregunta que a todos los sectores les ha tocado hacer: ¿cómo adaptarse a la contingencia?

Así, la estrategia que Vinos de Chile tenía planteada para 2020, enfocada usualmente en la creación de ferias, debió ser guardada en un cajón, mientras surgían nuevas ideas.

Así, dice Valenzuela, organizaron todo para experimentar con catas virtuales, “que han sido exitosas”.

Y explica: “Este nuevo formato digital ha requerido de una preparación distinta. A cada participante se le envía una caja de vinos para que puedan conocer la diversidad de cepas; y durante el tasting -que puede ser dirigido por un sommelier-, se puede interactuar con enólogos de las viñas”. “Eso no se daba antes, por ejemplo”.

Junto a esto, han reforzado el canal online de ventas y creado alianzas con grandes del e-commerce también en Estados Unidos. “Las empresas sí usábamos los canales digitales, pero esta pandemia nos obligó a hacerlo de manera distinta y quizás mejor. Además, hemos establecido un contacto bien cercano con los consumidores”, destacó Valenzuela.

Fuente:

Publicidad