26 de septiembre de 2020 11:03 AM
Imprimir

Las segadoras de arrastre ganan espacio

Las principales novedades que se vieron en el Farm Progress Show Virtual de equipos para la confección de forrajes.

La pandemia de Covid-19 obligó a que el tradicional Farm Progress Show de Estados Unidos, una de las muestras de maquinaria agrícola más grandes del mundo, se realizara de manera virtual.

Eso no impidió que, como es usual en esta exposición, las empresas presentaran las principales novedades desarrolladas. En este caso, los técnicos Pablo Cattani y Federico Sánchez, especialistas en conservación de forrajes, elaboraron un informe con las principales novedades que se vieron en el mercado de equipos para confección de rollos y de fardos.

Segadoras. El mayor lanzamiento fue una nueva máquina de John Deere, que incorpora un modelo de arrastre de cinco metros de ancho de corte con pivot central. Este crecimiento en ancho ratifica la tendencia de las marcas a reemplazar las segadoras autopropulsadas por modelos de arrastre de mayor capacidad que tengan un menor costo y permitan mayor versatilidad en el uso del tractor.

En cuanto al equipamiento, la incorporación más importante es el recambio rápido de cuchillas: permite extraerlas o invertirlas en 10 segundos para trabajar siempre con el filo en correcto estado y potenciar la productividad de las pasturas.

Asimismo, posee un sistema de paletas que aumenta la capacidad para esparcir el cultivo hasta un 25 por ciento más ancho.

Por su parte, Massey Ferguson presentó una línea de segadoras autopropulsadas dotadas de un acondicionador cuádruple; es decir, con cuatro rodillos de metal que buscan aumentar la capacidad de acondicionado del material por henificar, con el objetivo de incrementar la frecuencia de quebrado.

En cuanto a segadoras de alta capacidad, se observó una gran presencia de las triple-segadoras con tractor de 250 caballos de fuerza. Son equipos conformados por un tractor que lleva una segadora de tres puntos en la parte frontal y dos en la parte trasera, lo que permite ampliar el ancho de trabajo de 4,88 a nueve metros, duplicando la capacidad de corte por hora de 8 a 16 hectáreas, y disminuyendo en casi un litro el consumo horario de gasoil.

Megaenfardadoras. Otra tendencia observada fue hacia la confección de megafardos de alta densidad, con el objetivo de aumentar la capacidad de trabajo de los equipos y de reducir costos en logística. Massey Ferguson, por ejemplo, presentó una máquina que logra un 30 por ciento más de densidad.

Asimismo, New Holland lanzó un modelo que alcanza un 22 por ciento más de densidad que una opción convencional y que tiene un sistema de anudado que logra ser 37 por ciento más fuerte que un nudo estándar, por lo que aumenta la resistencia general a la tracción del hilo, reduciendo roturas.

Picadoras. La principal novedad llegó de la mano de Claas, con una máquina con sistema operativo táctil y una nueva dirección dinámica que permite, cuando transita a menos de 10 kilómetros por hora, girar 180 grados con solo mover dos tercios el volante.

También tiene un nuevo sistema de inoculación endotérmico que permite mantener aislado el caldo y un nuevo sensor para determinar materia seca y calidad.

Embolsadoras. La marca Strobel presentó un modelo que, si bien rememora sistemas de carga lateral que ya se usaron hace tiempo, incluye como novedad un sistema de presión con un embolo de acción hidráulico que permite trabajar con granos secos, granos húmedos y forrajes con el mismo implemento, dándole al equipo una versatilidad poco común en el mercado.

Fuente: AgroVoz

Publicidad