30 de septiembre de 2020 02:13 AM
Imprimir

Colombia : PRECIO DEL GANADO BOVINO SUBIÓ A NIVELES QUE NO SE VEÍAN DESDE HACE MÁS DE DOS AÑOS EN EL PAÍS

Por mayor demanda desde el exterior, el valor del ganado en pie superó $5.000 por kilo, se compensó la caída del consumo local

Así como el Dane en uno de sus reportes sobre el impacto de la economía en las familias recordó que por la pandemia hubo quienes tuvieron que recortar la cantidad de alimentos que consumían (incluso hogares que pasaron de comer tres veces al día a solo dos), esto también se nota en los indicadores de ciertas proteínas.

La carne es una de las que más ha reducido su consumo en medio de la emergencia del covid-19, pues por menores ingresos de las personas, se pasó de esta proteína a algunas de menor valor, reflejándose también en el precio de referencia para ganaderos de distintas zonas, pero de a poco ha venido subiendo.

Durante los primeros meses de pandemia, el costo del ganado en pie se registró en promedio en $4.200, incluso hubo semanas en las que estuvo cerca de caer del margen de $4.000.

Pero la baja demanda interna se empezó a ver compensada con las exportaciones de carne, a tal punto que, entre agosto y septiembre, esa misma cantidad llegó a un nuevo límite de $5.000, una tarifa que no se veía desde mediados de 2018.

Antioquia ha sido de las zonas más beneficiadas, pues allí el ganado en pie por kilo, ha registrado montos de hasta $5.300, puntualmente en la Feria de Ganados de Medellín.

Óscar Cubillos Pedraza, jefe de Planeación y Estudios Económicos de Fedegan, explicó que esto tiene que ver con el comercio internacional luego de notar que “hubo una baja de precios que sí se reflejó a finales de 2018, cuando Colombia en ese momento había perdido el estatus sanitario como país libre de aftosa. Eso se siguió observando en 2019, pues las exportaciones de carne no se estaban dando, así que, para el primer semestre de 2019, cuando el sello se recuperó, el panorama fue totalmente diferente”.

LOS CONTRASTES

  • Óscar Cubillos PedrazaJefe de Planeación y Estudios Económicos de Fedegan“Se ha registrado un aumento de producción porque esos mercados a los que se vende esperan que lo que tiene Colombia no sea algo temporal, sino que haya producto para cumplir”.

En efecto, aunque no quiere decir que toda la carne que se esté dejando de vender en Colombia, de una vez entre para cargamentos al exterior, sí está aportando a que esa ley de oferta y demanda afecte el precio final por cada kilo. “En abril y mayo las cifras estaban abajo, puntualmente por el efecto covid-19, y en junio, aunque no fue positivo, sí empezó a mostrar esa tendencia de recuperación”, agregó Cubillos.

Solo al cierre de julio las exportaciones de carne colombiana llegaron en casi US$59 millones, si se compara con el mismo periodo de 2019, para esa fecha fueron de US$30 millones, (producto de los pocos países que confiaban en el mercado local pese a no tener el estatus sanitario). Así que, un año después, el mercado internacional empezó a mostrar esas señales de ascenso en más de 90%.

Sin duda, los mejores clientes hasta el momento son los que ya tenían contratos previos a la recuperación de la aftosa en febrero, y que ya, con el sello, aumentaron sus pedidos. Ese es el caso del Líbano que ha comprado en 2020 más de 3.000 toneladas por US$12 millones, seguido de Jordania con US$10 millones.

Los cambios que llegarían en el consumo per cápita de carne de res
Entre 2017 y 2019 se ha registrado un alza constante en el consumo per cápita de carne de res de los colombianos, a tal punto que al cierre del año pasado este quedó en 18,6 kilos. Al parecer, 2020 le pondrá freno a ese crecimiento como pasará en varias industrias. Aunque aún los gremios no hablan de estimativos, desde la academia se proyecta que ese indicador podría quedar en 16 kilogramos, especialmente porque hubo una contracción fuerte de compra de carne de res entre los estratos tres y cuatro, de los más conservadores en la pandemia.

Publicidad