30 de septiembre de 2020 10:22 AM
Imprimir

Jóvenes cordobeses apuestan a la lombricultura y las huertas urbanas

CompartiremailFacebookTwitterEn épocas de escuela secundaria, tres amigos de la ciudad de Córdoba empezaron a vender humus de lombriz en sus barrios. Con el tiempo, Tomás Argüello, Ignacio Damonte y Francisco Maiztegui decidieron abocarse de lleno a las actividades vinculadas con este abono orgánico. Sumaron a Maximiliano Ponce y Santiago Vegas Pejkovic a su equipo de trabajo e iniciaron en […]

En épocas de escuela secundaria, tres amigos de la ciudad de Córdoba empezaron a vender humus de lombriz en sus barrios. Con el tiempo, Tomás Argüello, Ignacio Damonte y Francisco Maiztegui decidieron abocarse de lleno a las actividades vinculadas con este abono orgánico. Sumaron a Maximiliano Ponce y Santiago Vegas Pejkovic a su equipo de trabajo e iniciaron en septiembre de 2019 el proyecto Machi, palabra mapuche que alude a la curación natural de la tierra. 

Este año, Machi fue uno de los proyectos ganadores del Programa Emprende INNdustria que lleva adelante el Gobierno de Córdoba, en la categoría Emprende INNdustria Agroindustrial. Concientiza y brinda herramientas para la gestión de los residuos orgánicos en hogares, empresas y productores agropecuarios. Además, fomenta una alimentación ciento por ciento natural con el cultivo agroecológico.

La iniciativa incluye: fabricación de composteras para reciclaje domiciliario; producción de humus de lombriz, cajones de cultivo, lombrices californianas e insumos como tierra abonada, plantines, compost, fertilizantes y pesticidas orgánicos; servicio de instalación de huertas urbanas (de piso y en altura) para cultivar alimentos en casa; hortalizas y árboles; y soluciones de compostaje colaborativo para grandes generadores de residuos orgánicos. 

El humus de lombriz es un producto de alta calidad, gran riqueza orgánica, sin fitotoxicidad, fácil de manipular y asimilable por cualquier tipo de planta o cultivo. “Es el mejor fertilizante del mundo, aporta nutrientes al suelo y materia orgánica para el desarrollo de cultivos”, dijo Argüello, además de indicar que se enfocarán en cultivos pequeños en campos. 

“Tenemos capacidad para producir hasta 48 metros cúbicos de humus y a esta cifra queremos llegar dentro de 6 a 12 meses”, agregó. 

A futuro, con estiércol de animales, el objetivo de los jóvenes es la lombricultura a gran escala, además de acceder al mercado del agro y tener un invernadero más grande que el actual para la conservación de árboles y plantines. 

En el proceso que condujo al proyecto, los jóvenes decidieron inscribirse en la incubadora de empresas Greentech. “Descubrimos el problema de los residuos orgánicos, que son los que generan mayor volumen en el hogar y contaminan el ambiente si no se los trata”, comentó Argüello.

Ayuda de empresas

La empresa Ingemax (de Estación Juárez Celman) cedió un espacio de su terreno, máquinas y vehículos para que los jóvenes desarrollen el proyecto. Por su cuenta adquirieron herramientas necesarias para el trabajo.

Argüello precisó que la empresa Ingemar (de Córdoba capital) apoya el proyecto Machi en calidad de “madrina” y aportará 220 mil pesos para que los jóvenes emprendan la actividad. 

“Cuando obtengamos el dinero, ampliaremos el stock de composteras y huertas, haremos una campaña de marketing de productos y servicios, y organizaremos eventos para concientizar a la gente sobre la importancia de tener hábitos sanos a favor del ambiente”, destacó Argüello.

Los jóvenes ya iniciaron los trámites para registrar la marca Machi y la huerta compostera, además de poseer derechos de un producto similar a la compostera que desarrollarían, denominado “Green tower”.

Asimismo, los jóvenes crearon una página web (machiarg.com) para profesionalizar el emprendimiento y también tendrán presencia en redes sociales.

El programa

El Programa Emprende INNdustria, del Ministerio de Industria, Comercio y Minería, promueve la creación de emprendimientos industriales innovadores que requieran aportes de capital, asistencia técnica y asesoramiento organizacional a través de empresas madrinas consolidadas. Estas se comprometen a apoyar, durante dos años, el surgimiento y desarrollo de las nuevas empresas, con aportes no reembolsables de hasta 320 mil pesos. 

Como beneficio fiscal, el Gobierno de Córdoba permite que las empresas madrinas desgraven impuestos provinciales por cifras equivalentes al 125 por ciento de los aportes efectuados a los emprendedores.Según el programa, es un proyecto industrial innovador aquel que tiende a la modernización de productos y/o procesos, a través de la incorporación de sistemas, equipos o tecnologías. Incluye a los proyectos sustentables económica y ambientalmente, a los que contribuyen al desarrollo local, a generar empleo y a dar valor agregado a su producción.

Fuente:

Publicidad