1 de octubre de 2020 09:56 AM
Imprimir

Rumor de baja de retenciones, con poca expectativa en el campo

La propuesta que escucharon algunos productores es una reducción de apenas tres puntos porcentuales. No serviría para alentar la comercialización de la soja aún sin comercializar.

Según una estimación del economista Juan Manuel Garzón, del Ieral Fundación Mediterránea, hay unas 24 millones de toneladas de soja sin vender de la cosecha 2019/20, que representan un valor bruto de 10.000 millones de dólares.

Es una cifra tentadora para un Gobierno que necesita de manera imperiosa incrementar el flujo de divisas para salir de la crisis.

Por eso, tomó fuerza en las últimas horas el rumor de que la Casa Rosada decidiría una rebaja temporal de las retenciones a la oleaginosa, con el fin de impulsar las ventas de los productores y, por ende, acelerar las liquidaciones de dólares por parte de las agroexportadoras.

Sin embargo, la propuesta que escucharon algunos productores del Gobierno no serviría para este objetivo, de acuerdo con lo que expresaron a Agrovoz fuentes del ruralismo.

Proyecto

En concreto, la idea sería una rebaja de tres puntos en octubre; es decir, que la alícuota de derechos de exportación bajaría del 33 por ciento al 30 por ciento.

Pero sería solo por este mes; en noviembre, la reducción sería de solo dos puntos; y en diciembre, de solo un punto, para en enero volver al régimen actual.

“Esa propuesta es directamente una burla”, manifestó uno de los máximos dirigentes de las entidades que integran la Mesa de Enlace nacional. 

Hoy, con un precio FOB de exportación que ronda los 420 dólares, el precio interno en el mercado de Rosario ronda los 21.000 pesos. Son 280 dólares valuados al tipo de cambio oficial, pero apenas 150 dólares si se cotizan al dólar “solidario”, que es en general el que usan las empresas proveedoras de insumos para valorizar sus productos. 

Por eso, una reducción de apenas tres puntos no suena tentadora para los productores, más allá de que la propuesta del Gobierno sería también finalmente poner en marcha el esquema de devolución de retenciones para productores de menos de mil toneladas, que se anunció en marzo y nunca se puso en práctica. 

En paralelo, para aprovechar la incesante demanda china por carne argentina, el Gobierno liberaría el pago de retenciones a los frigoríficos.

Fuente: AgroVoz

Publicidad