1 de octubre de 2020 22:35 PM
Imprimir

Alerta: plaga de catas atacan producciones frutihortícolas

Los productores frutihortícolas de Mendoza se encuentran afectados por la plaga de catas y exigen al Gobierno provincial que tome medidas al respecto

La cata o cotorra argentina es un ave originaria de Sudamérica de color verde brillante, pero, a pesar de sus pintorescas características, representa una amenaza para las producciones frutihortícolas.

Es el caso de la situación que atraviesan los productores de Mendoza, razón por la cual, emitieron un comunicado a través de la Unión Frutihortícola Argentina de la provincia, en el cual exigen a las autoridades provinciales que tomen medidas en razón de “la Resolución 805 del año 2017 que se encuentra en vigencia y que declara a la cata como especie perjudicial y dañina”.

Los productores piden al gobierno mendocino que interceda “en la erradicación de la plaga de aves como la cata común (Myiopsitta monachus), que se encuentran dañando gran parte de la producción de carozo (ciruela, durazno, damasco, membrillo, pera), principalmente en los departamentos de Junín, San Martín, Rivadavia, Maipú y Luján de Cuyo, así como en el Valle de Uco “.

“En este año, con las catas, los productores estamos viviendo las siete plagas de Egipto”, dijo Omar Carrasco, presidente de la Unión en Mendoza, respecto a los desastres ocasionados por el animal en lo que va de la primavera especialmente en los frutales de la provincia.

“En este momento están dañando la producción de almendras, cerezas y duraznos, pero ya ocurrió lo mismo con otras, incluso la vid”, detalló Carrasco, y agregó que “los porcentajes de daños son totales en muchos casos”.

Nos dicen que están evaluando medidas pero el tiempo de los dirigentes políticos no son los mismos que el de los productores. De una semana para la otra, nosotros sufrimos daños irreparables.Compartir

La resolución mencionada prevé como mecanismos de control la extracción de los nidos, métodos disuasivos por sonidos, biorrepelentes e incluso la caza de dicha especie, no obstante, los productores acusan que las autoridades provinciales no quieren implementarlas para no entrar en conflicto con las organizaciones protectoras de animales.

Así lo explicó Carrasco: “Los municipios podrían intervenir en algunas acciones, como por ejemplo erradicar los nidos de catas del alumbrado público pero no lo hacen para evitar enfrentamientos con las entidades protectoras de animales”. Y acotó: “nosotros no estamos a favor de matar a la especie pero se deben tomar medidas para controlar la población porque el daño que está sufriendo la producción es muy grande”.

Además del daño en los frutales y otros cultivos, “las catas pueden tener psitacosis, una enfermedad contagiosa” que aparentemente se transmite a las personas, al respecto el productor señaló un caso cercano de una maestra de Maipú que habría fallecido por dicha infección.

El representante de los productores, fue contundente al señalar: “nos dicen que están evaluando medidas pero el tiempo de los dirigentes políticos no son los mismos que el de los productores. De una semana para la otra, nosotros sufrimos daños irreparables”.

Fuente:

Publicidad