3 de octubre de 2020 10:30 AM
Imprimir

Argentina quiere duplicar su cabaña de porcino gracias a un acuerdo con China

CompartiremailFacebookTwitterEl Gobierno argentino anunciaba recientemente la firma inminente de un acuerdo con China para la creación de 25 explotaciones de cerdas, con mataderos integrados, para abastecer al mercado chino. El Gobierno argentino cuenta con la ventaja de su producción de alimentos para atraer las inversiones extranjeras. Finalmente el Ministerio de Asuntos Exteriores argentino ha precisado […]

El Gobierno argentino anunciaba recientemente la firma inminente de un acuerdo con China para la creación de 25 explotaciones de cerdas, con mataderos integrados, para abastecer al mercado chino. El Gobierno argentino cuenta con la ventaja de su producción de alimentos para atraer las inversiones extranjeras.

Finalmente el Ministerio de Asuntos Exteriores argentino ha precisado que la firma podría tener lugar en noviembre, más tarde de lo previsto. El acuerdo supondría duplicar la producción argentina de carne de porcino y exportar la mayor parte de ese volumen adicional a China. Prevé la creación, en los próximos cuatro años, de 25 explotaciones intensivas con una capacidad de 12.000 hembras cada una, dotadas con una fábrica de biogás y un matadero autorizado para la exportación.

La cabaña actual de cerdas argentina es de 350.000 animales a las que se sumarían 300.000 más, lo que supondrá una producción adicional de 882.000 toneladas de carne de porcino al año y exportaciones por valor de 2.500 millones de dólares, según la agencia de prensa Telam, que recoge detalles del informe del Ministerio de Exteriores.

La firma del acuerdo se ha visto retrasada por la presión de organizaciones ecologistas, que reclamaban garantías relativas a la protección del medio ambiente y la biodiversidad. Por su parte, responsables de la Asociación de Productores de Porcino de Argentina consideran que el “estudio ministerial sigue siendo muy teórico” y que el acuerdo en cuestión “está siendo objeto de un debate muy politizado”.

Argentina ha triplicado ya su producción de porcino desde 2009 gracias a que cuenta con una producción de alimentos casi ilimitada, un elemento clave en este sector ganadero, en el que la alimentación de los animales representa entre el 50% y el 75% de los costes de producción. De ser un país tradicionalmente importador neto de este tipo de carne, en 2020 pasó a ser exportador neto por primera vez debido precisamente a la apertura del mercado chino, cuya demanda ha crecido considerablemente por la presencia de la peste porcina africana en el país.

Publicidad