6 de octubre de 2020 10:46 AM
Imprimir

El CAA, más cerca del Gobierno: se esperan anuncios para la carne

José Martins fue parte del encuentro con el Gabinete económico en la Casa Rosada. Los frigoríficos dicen que la rebaja de retenciones ya sería prácticamente un hecho. Falta aún un nuevo encuentro con el sector pautado para la semana que viene.

La presencia de José Martins, vocero del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), en la reunión convocada ayer por el Gabinete económico en Casa Rosada, fue una clara señal del Gobierno para el sector agropecuario. En primer lugar, para delimitar quiénes son sus interlocutores válidos del sector, pero también para mostrar la vital importancia que tendrá el campo en delinear lo que será la agenda de “recuperación económica y social”.

En este marco, en el sector cárnico, que también es porte de la coalición agroindustrial, esperan anuncios de peso como la baja de retenciones que se especuló durante la semana pasada pero que finalmente no se concretó. En aquel momento se mencionaba un recorte de 4 puntos para la alícuota que hoy está en 9%.

Según remarcan entre los frigoríficos exportadores, la rebaja de los derechos de exportación sería “prácticamente un hecho” para los cortes de mayor valor. El objetivo es apalancar a un sector que promete un mayor crecimiento para los próximos años de la mano de inversiones e incremento de las exportaciones.

Lo cierto es que la semana pasada, cuando se anunció la rebaja temporal para el porto de soja y sus subproductos, se esperaba también lo mismo para la carne. En el sector hablan de algunos “cortocircuitos” que habrían demorado el anuncio que ahora estaría pronto a anunciarse.

Mientras tanto ayer se publicó en el Boletín Oficial la resolución por la cual se habilita la rebaja temporal para la soja y sus subproductos, además del diferencial de 2 puntos para harinas y aceites. Este último punto continúa sumando voces en contra desde el sector productivo, pero lo cierto es que el Gobierno promete avanzar en cuestiones de fondo para el productor a partir del encuentro con el CAA pautado para el próximo 14 de octubre.

Otra señal, para nada menor, es que los ministros Martín Guzmán (Economía) y Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), separaron en la agenda de trabajo un día exclusivo para el encuentro con el CAA, que está pautado para el 14 de octubre.

De esta manera el campo es el único sector con reunión exclusiva para una agenda de trabajo.

Por supuesto que la cuestión de fondo continúa atada a la necesidad de dólares que tiene la economía argentina, por eso el Gobierno confía que los agroexportadores cumplan con su promesa de una dinamización de las exportaciones y por ende de la liquidación de divisas durante el último tramo del año.

Según las estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario, en base a la información de compras del sector industrial y exportador que publica el Ministerio de Agricultura, al 23 de septiembre restaban por liquidarse de la campaña actual unos u$s8.350 millones del complejo sojero, teniendo en cuenta al crushing y la exportación de poroto sin procesar.

Otra cuestión clave es que con las medidas anunciadas la semana pasada, según las Bolsa rosarina, “cabe esperar que el mayor aire que da el nuevo esquema de retenciones a la agroindustria permita un repunte de los despachos de harina, principal producto de exportación de la economía argentina”. Es decir, un camino que podría comenzar a revertir la primarización de las exportaciones del complejo sojero que se profundizó durante 2020.

Por otra parte y no menos importante, el análisis detalla que a partir de la rebaja de retenciones y la suba de las cotizaciones en el mercado internacional, permitieron a la soja disponible quebrar -entre el jueves y el viernes pasado- los u$s300 por tonelada, valor que no tocaba desde mayo de 2018, lo que se convierte en una oportunidad de venta para los productores que aún tienen en sus silos unas 17 millones de toneladas de la oleaginosa sin vender.

Todas estas cifras mira el Gobierno con atención y espera algo de aire para lo que resta del año a partir del ingreso de divisas del complejo sojero. En el mientras tanto y como acto de buena voluntad, promete avanzar con anuncios para la carne y el consenso con el CAA para el fomento del sector.

Publicidad