6 de octubre de 2020 00:25 AM
Imprimir

La justicia de Estados Unidos desestimó una denuncia por cartelización de los grandes grupos frigoríficos

CompartiremailFacebookTwitterUn tribunal del estado de Minnesota, en los Estados Unidos, desestimó en las últimas horas una denuncia por monopolio y cartelización presentada contra los grandes grupos frigoríficos de ese país JBS USA, Cargill Inc, National Beef Packing Co. y Tyson Foods Inc. La denuncia alegaba que los empacadores de carne más grandes del país se coordinaron […]

Un tribunal del estado de Minnesota, en los Estados Unidos, desestimó en las últimas horas una denuncia por monopolio y cartelización presentada contra los grandes grupos frigoríficos de ese país JBS USA, Cargill Inc, National Beef Packing Co. y Tyson Foods Inc. La denuncia alegaba que los empacadores de carne más grandes del país se coordinaron para fijar los precios del ganado, en violación de las leyes antimonopolio federales.

Al rechazar la denuncia por monopolio, el tribunal determinó que el grupo de demandantes no había “presentado evidencia directa con suficiente detalle” como para respaldar “una inferencia de una conspiración para fijar precios”, estableció el juez principal John R. Tunheim el pasado 29 de septiembre en su fallo.

El caso había reunido varias denuncias presentadas por separado por dos grupos de demandantes: Unos institucionales, con organizaciones como Ranchers Cattlemen Action Legal Fund United Stockgrowers of America (R-CALF USA) y Farmers Educational & Cooperative Union of America (Farmers Union), y otros individuales.

El caso se centró en acusaciones de comportamiento anticompetitivo relacionado con la reducción del volumen de faena en 2015, que se sospechaba había sido acordado por los grandes grupos frigoríficos para hacer subir las cotizaciones del ganado. La causa se nutrió de acusaciones de un testigo confidencial que describió un “sistema complicado” para determinar el precio de las ventas.

El juez Tunheim consideró que “simplemente reducir el volumen de sacrificio en un solo año no puede, por sí mismo, servir como base anticompetitiva para una demanda”. Ahora los denunciantes tienen 90 días para apelar esta sentencia.

Un portavoz de Cargill le dijo a Feedstuffs  que la compañía está complacida con la decisión del tribunal de desestimar el caso. “Durante muchos años, hemos sido un socio de confianza para los ganaderos estadounidenses, comprometidos a apoyar sus granjas familiares y sus medios de vida. Confiamos en nuestros esfuerzos para mantener la integridad del mercado y realizar negocios éticos”, dijo el vocero.

Fuente: Bichos de Campo

Publicidad