7 de octubre de 2020 01:00 AM
Imprimir

Análisis del USDA sobre la evolución de la industria cárnica española

CompartiremailFacebookTwitterEl Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) ha realizado un análisis sobre las perspectivas de futuro del sector cárnic español teniendo en cuenta el comportamiento de la demanda durante la covid-19. El USDA refleja el comportamiento de los consumidores durante el estado de alarma, del 14 de marzo al 21 de junio, que ha […]

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) ha realizado un análisis sobre las perspectivas de futuro del sector cárnic español teniendo en cuenta el comportamiento de la demanda durante la covid-19. El USDA refleja el comportamiento de los consumidores durante el estado de alarma, del 14 de marzo al 21 de junio, que ha llevado a la demanda en hogares de carnes con menor valor como es el caso de el pollo, el cerdo de capa blanca así como los derivados cárnicos y ha dejado a un lado la demanda de cortes de vacuno de mayor valor y productos que tienen su salida habitual en la restauración. Pese a esto, el aumento en el consumo de carne en los hogares durante el cierre no compensó la pérdida de ventas tradicionales a través del sector de la hostelería, celebraciones, eventos y turismo.

Analizando por sectores, el USDA estima que la producción porcina española continúe creciendo en 2020 y 2021 impulsada por las fuertes exportaciones de carne de cerdo. No se enfrentó un número significativo de casos positivos de COVID-19 y la capacidad porcina en las instalaciones porcinas españolas no se vio afectada. Durante el primer semestre de 2020 y a pesar de la pandemia de COVID-19, las exportaciones españolas de carne de cerdo a países extracomunitarios se mantuvieron fuertes aunque enfrentaron una alta competencia en el mercado mundial de la carne de cerdo. Los precios del cerdo español se mantienen en 1,3 Eur / kg, igual que la media 2015-2019. En el mismo período de tiempo, se aprobaron ocho nuevos establecimientos porcinos españoles para exportar carne y productos porcinos a China.

En los primeros cinco meses de 2020, China siguió siendo el primer mercado para la carne de cerdo española siguiendo la tendencia de 2019 y superando los principales destinos de exportación de la UE (Francia, Italia y Portugal). Durante este período, las exportaciones de España a China crecieron un 121% en volumen y un 191% en valor a 856,5 millones de euros en comparación con el mismo período del año pasado.

Por el contrario, en este período, las exportaciones españolas de carne de cerdo al mercado estadounidense cayeron casi un 80% en volumen y un 53% en valor a 10,3 millones de dólares. La disminución de las exportaciones se debió principalmente a los aranceles estadounidenses adicionales sobre la carne de cerdo congelada en respuesta al caso de la OMC contra los subsidios a los aviones de la UE y la pausa temporal del sector foodservice debido al COVID-19.

Por otro lado, después de que se confirmara la presencia de PPA en Alemania, esto puede resultar en una reducción de los precios de los cerdos y porcinos en la UE e interrumpir el flujo comercial actual. China y otros países asiáticos ya han prohibido las importaciones de carne de cerdo alemana, lo que puede expandir aún más las exportaciones de carne de cerdo española a estos países.

Sin embargo, un excedente de carne de cerdo alemana en la UE puede afectar negativamente a las exportaciones de carne de cerdo española a otros países europeos. Además, las importaciones españolas de carne de cerdo de otros socios de la UE pueden aumentar ya que los elaboradores de derivados cárnicos de España sufren de altos precios y enfrentan escasez de suministros internos. Podrían aprovechar los precios más bajos de la carne de cerdo de la UE.

Según el USDA, para evitar una afluencia masiva de importaciones de cerdos vivos de menor precio para el matadero, el gobierno español tiene la intención de endurecer las medidas de control en la frontera para mantener la salud de los cerdos españoles. El gobierno español también ha anunciado que tomará medidas para garantizar que la carne de cerdo de Alemania no se desvíe a través de España, ya que esto podría tener graves consecuencias para las exportaciones españolas.

Para 2020 se espera que las exportaciones españolas de carne de cerdo a países no pertenecientes a la UE sigan creciendo. Sin embargo, dadas las incertidumbres actuales en el mercado mundial de la carne de cerdo y el repunte esperado de la producción de carne de cerdo china, el crecimiento adicional de las exportaciones sigue siendo incierto para 2021.

En cuanto a las importaciones españolas de carne de cerdo, el 98% de las importaciones provienen de otros países de la UE, valoradas en 290 millones de dólares en 2019. Las importaciones, a saber, carne de cerdo congelada de origen no comunitario, se valoraron en 6 millones de dólares y se envían principalmente desde China, Nueva Zelanda, Noruega y Chile. Además, en 2020, las importaciones de carne de cerdo de España desde la UE pueden aumentar debido a la caída en el precio de la carne de cerdo de la UE debido al brote de peste porcina africana en Alemania.

En cuanto al vacuno, el USDA estima que los censos de ganado de España pueden seguir expandiéndose en 2020. La expansión está impulsada principalmente por las exportaciones de ganado vivo para sacrificio a la zona de Oriente Medio y el norte de África, con nuevos mercados como Jordania, Arabia Saudita y Túnez. También influirá la apertura de nuevos mercados asiáticos para la carne de vacuno española y la continua demanda del mercado de la UE.

Sin embargo, para equilibrar la oferta y la demanda de ganado, el ganado español y la producción de carne de vacuno pueden disminuir en 2021 como resultado de la crisis en la demanda por la covid-19. Debido al cierre del sector de la hostelería, se espera que disminuyan las importaciones de carne de vacuno de España.

Según TDM, en 2019, las exportaciones de carne de vacuno de España crecieron un 17% en volumen a 222.000 toneladas y alcanzaron los 865 millones de dólares. Este nivel de exportaciones condujo a la primera balanza comercial positiva desde 2000 en 70 millones de dólares. España exporta alrededor del 70 % de su carne de vacuno a otros Estados miembros de la UE, principalmente a Portugal. Los principales mercados fuera de la UE son el norte de África e Indonesia. En 2016, Indonesia aprobó las importaciones de carne de vacuno española. Desde entonces, las exportaciones españolas anuales han crecido significativamente a casi 9 millones de dólares en 2019.

Durante los primeros cinco meses de 2020, el volumen total de las exportaciones de carne de vacuno de España disminuyó ligeramente un 3% debido principalmente a envíos más pequeños a otros países de la UE, mientras que las exportaciones fuera de la UE crecieron un uno por ciento. Esta disminución del volumen de las exportaciones españolas de carne de vacuno a otros países de la UE se debió principalmente a los cierres obligatorios del gobierno en la mayoría de los estados miembros de la UE y al cierre del sector de la hostelería debido a la covid-19.

Durante este período, las exportaciones españolas de carne de vacuno crecieron significativamente en Indonesia, Canadá y Vietnam (que abrió en 2019). Las exportaciones de carne de vacuno de España aumentaron a Canadá debido al acuerdo CETA (Comprehensive Economic and Trade Agreement). Dados los esfuerzos de España para mantener y aumentar las exportaciones de carne de vacuno en mercados nuevos y maduros, y las recientes aperturas de los mercados japonés y filipino, las exportaciones de carne de vacuno españolas pueden crecer aún más en 2020.

En cuanto a las importaciones de carne de vacuno, España importa alrededor de 20.000 toneladas de fuera de la UE, lo que representa alrededor del 12% del total de las importaciones de España y está valorada en casi 100 millones de dólares. La mayor parte proviene de la UE, principalmente de Alemania y los Países Bajos. La importación española de carne de vacuno de países no pertenecientes a la UE se destina típicamente al sector de hostelería y restauración. Por lo tanto, dado el entorno actual de la covid-19, las importaciones de carne de vacuno española de origen no comunitario, a saber, Brasil, Uruguay, Argentina, Paraguay y Chile, pueden disminuir en 2020 y probablemente en 2021.

Por último, el informe del USDA también hace referencia al sector avícola y considera que se ha visto también afectado por la covid-19. Esto podría suponer una reducción del 5% en la producción para 2020, frenando las tendencias al alza de años anteriores. Las perspectivas para la industria avícola española son reorientar el comercio y aumentar los mercados de exportación fuera de la UE. La industria avícola española anticipa que la producción de pollo se recuperará en 2021, esperando una recuperación después de la crisis de la covid-19.

En 2019, España importó 112.000 toneladas de carne de pollo. El 85% de las importaciones totales provino de otros países de la UE y está valorado en 263 millones de dólares. Fuera de la UE, Brasil es el principal proveedor de pollo a España.

El año pasado, las exportaciones de pollo de España fueron de 192.000 toneladas y valoradas en 340 millones de dólares. Alrededor del 45% se destinan a mercados extracomunitarios, principalmente Sudáfrica y países subsaharianos.

En 2019, tras el éxito de la carne de cerdo española en la región asiática, el sector avícola español comenzó a trabajar en la apertura de este mercado. El año pasado, las exportaciones totales de carne de pollo española valoradas en 338 millones de dólares dieron lugar a una balanza comercial positiva por segundo año consecutivo.

Durante los primeros cinco meses de 2020, el volumen y el valor de las importaciones de pollo de España disminuyeron aproximadamente un 24% a 91 millones de dólares debido a la pandemia de la covid-19. Además, durante este mismo período, las exportaciones españolas de carne de pollo disminuyeron un 20% a 117 millones de dólares. El brote de COVID-19 y el consiguiente bloqueo en la mayoría de los países de la UE-27 + Reino Unido provocaron un colapso del canal de hostelería y restauración y un exceso de oferta de carne de pollo

Fuente: Eurocarne

Publicidad