7 de octubre de 2020 09:17 AM
Imprimir

“CON ESTE TIPO DE CARNE QUEREMOS QUE COLOMBIA SEA UN EXPORTADOR TIPO PREMIUM”

Jean Pierre Seffair, criador y gerente comercial de Wagyusteak & Co, destacó la importancia de la raza japonesa wagyu en el país

El criador y gerente comercial de Wagyusteak & Co, Jean Pierre Seffair, destacó la importancia de esta raza japonesa, de la que asegura produce la mejor carne de Colombia.

¿Ya hay planes de exportar carne Wagyu desde Colombia?

Queremos, de aquí a cinco años, consolidar el proyecto para empezar a exportar a Medio Oriente, donde ya hay contactos interesados. Si lo logramos seríamos los primeros en Colombia en exportar carnes premium. Le apuntamos a poner el país en el mapa de las mejores carnes, donde ya están Argentina y otros.

¿Qué tiene este tipo de ganado de especial?

El Wagyu es un bovino que era utilizado para transporte, por lo que al ser utilizado para trabajo siempre acumuló mucha grasa, que en vez de generar una carcaza se infiltra dentro de la carne. Esa grasa intramuscular, o marmoleo, es lo que hace la carne Wagyu una de las más reconocidas.

¿Qué tipo de cuidados hay que tener en cuanto a la genética?

Como son tan poquitos los puros en Colombia, unos 700, hay que ser muy cuidadosos con las líneas genéticas, que uno no vaya a emparejar a hermanos, por ejemplo, pues esto puede generar secuelas de salud en las vacas. Por eso hay que estudiar mucho la raza y el contexto.

¿Este animal puede criarse en cualquier tipo de clima?

Depende, porque del Wagyu se desprenden dos tipos de vacas: la Tajima, que es la negra, y Takauchi, que es la roja. El primero solo puede criarse en ambientes como la sabana de Bogotá, debido a la abundancia y frescura del pasto.

Las vacas que son rojizas sí pueden estar en otros ambientes, ya que no necesitan de alimentación constante y abundante. Por ejemplo, los hemos trabajado en Tolima y por ahora han funcionado muy bien.

¿Por qué es tan apetecido?

A más marmoleo, más calidad de carne. Esa es la ventaja que tiene el Wagyu, que la grasa no queda a los lados, como en las otras razas, sino que está integrada en ella misma, lo que le da sabor y hace que no requiera de condimentos para saborizarla.

Fuente:

Publicidad