12 de octubre de 2020 10:04 AM
Imprimir

AVANZAN LAS GESTIONES PARA AUMENTAR LA EXPORTACIÓN DE CARNE KOSHER A ISRAEL

CompartiremailFacebookTwitterArgentina e Israel aceleran las acciones para destrabar la llegada al país de unos 150 rabinos y auxiliares habilitados para certificar la producción de carne kosher para la exportación a ese país. El objetivo del gobierno Nacional es incrementar la exportación de 24 mil a 49 mil toneladas para mediados de 2021, lo que consolidaría […]

Argentina e Israel aceleran las acciones para destrabar la llegada al país de unos 150 rabinos y auxiliares habilitados para certificar la producción de carne kosher para la exportación a ese país. El objetivo del gobierno Nacional es incrementar la exportación de 24 mil a 49 mil toneladas para mediados de 2021, lo que consolidaría a ese país de medio oriente como el segundo mayor destinatario de carnes argentinas, detrás de China.

Kosher, significa aprobado, y hace referencia a la condición de los alimentos que pueden ser consumidos por la comunidad judía. Para que las carnes de vaca, oveja y cabras puedan cumplir con esa condición los animales deben cumplir determinados requisitos sanitarios y ser sometidos a condiciones especiales de faena, lo cual sólo puede ser verificado por rabinos matarifes autorizados especialmente para ese fin.

En Argentina sólo existen unos 40 establecimientos en condiciones de producir alimentos kosher y no dan abasto para certificar el volumen que demanda el mercado israelí, por lo que todos los años el país recurre a religiosos de ese país para completar el proceso.

En junio crearon comité para el seguimiento y la promoción de la exportación de carne kosher
En junio crearon comité para el seguimiento y la promoción de la exportación de carne kosher

Sin embargo, la pandemia este año complicó los viajes y tanto los exportadores argentinos como el mercado israelí están con dificultades para completar el cupo requerido. Esa es la razón por la que debieron intervenir los gobiernos de ambos países, empresarios y la Cámara de Comercio Argentino-Israelí que preside el empresario Mario Montoto.

El objetivo es generar las condiciones para facilitar el ingreso a territorio argentino de los rabinos matarifes, no sólo por cuestiones comerciales, sino para mantener en excelente nivel las relaciones políticas con ese país, que es un objetivo de la gestión del presidente Alberto Fernández desde su asunción.

Eso explica la participación de figuras del más alto nivel político nacional en la resolución de las gestiones que faciliten la exportación de carne kosher. Tanto el canciller Felipe Solá como el embajador argentino ante Israel, Sergio Urribarri, se involucraron en gestionar la aprobación de la entrada de un centenar de rabinos matarifes en julio último y apuran ahora los trámites para recibir otros 150 a principios del mes próximo. En esa gestión participaron también el presidente del Consorcio de Exportadores ABC Mario Ravettino y el propio Montoto, recientemente reelecto al frente de la cámara de comercio binacional.

Antes de la pandemia, entre octubre de 2019 y marzo de 2020, el país exportó unas 30 mil toneladas de carnes por 220 millones de dólares y ahora esperan elevar la cifra hasta las 49 mil toneladas.

Publicidad