13 de octubre de 2020 09:54 AM
Imprimir

Uruguay y Nueva Zelanda unidos en la reducción de emisiones de gases

En los últimos 30 años Uruguay redujo la intensidad de sus emisiones en más del 20 % a través de una estrategia de mejorar la calidad de las pasturas con un manejo eficiente del pastoreo.

Damien O’Connor, ministro de Agricultura de Nueva Zelanda, y Carlos Uriarte, ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay, lanzaron el proyecto “Innovación para el manejo de pasturas”, el que es liderado por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), durará tres años y apoyará la producción ganadera sostenible en Uruguay, Argentina y Costa Rica.

“Innovación para el manejo de pasturas” tiene como objetivo aumentar la producción y utilización de pasturas en al menos un 30 % en predios ganaderos del Cono Sur y Centroamérica.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) informó que se utilizarán drones y modelos de simulación para medir y monitorear el crecimiento de las pasturas, y se implementará un servicio en red que enviará información a más de 4.000 productores para optimizar el manejo de las pasturas y aumentar la producción de forrajes.

El ministro neozelandés dijo que “la gestión eficaz de las pasturas es uno de los factores clave que impulsan la rentabilidad y la sostenibilidad en las explotaciones, incluida la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero”.

El ministro Uriarte por su parte destacó que “mejorar la producción, conservación y utilización de las pasturas también será un factor clave en la capacidad de los productores para responder al cambio climático”.

Seguidamente indicó a grandes rasgos los paralelismos de ambos países. Nueva Zelanda como Uruguay “tienen una orgullosa tradición de producir ganado, carne, leche y lana para la exportación”, dijo. Agregó que uno y otro país dedica “superficies de similar tamaño a la producción ganadera de base pastoril, alrededor de 12 millones de hectáreas”, además de poseer “climas templados que permiten el pastoreo de pasturas durante todo el año”.

A pesar de sus pequeñas superficies de tierra, Nueva Zelanda y Uruguay ocupan el sexto y octavo lugar en las exportaciones de carne vacuna y el segundo y noveno lugar en las exportaciones de carne ovina, respectivamente.

En línea con el Acuerdo de Cooperación Agrícola

El proyecto “Innovación para el manejo de pasturas” va en la línea de los objetivos del Acuerdo de Cooperación Agrícola que rubricaron ambos y que tiene como objetivo impulsar la investigación y la colaboración entre científicos que trabajan en sistemas agrícolas y pastoriles sustentables, de organizaciones como INIA en Uruguay y AgResearch en Nueva Zelanda.

Además Nueva Zelanda respalda el nuevo proyecto a través de su Ministerio de Industrias Primarias (MPI), como parte de su apoyo a la Alianza Global de Investigación sobre Gases de Efecto Invernadero Agrícolas (GRA), explicó el Ministerio de Ganadería de nuestro país.

“A través de la GRA, Nueva Zelanda invierte, junto con otros países miembros, para desarrollar tecnologías y prácticas para reducir las emisiones de la agricultura”, dijo O’Connor.

Agregó que “mejorar las prácticas de manejo a través de este nuevo proyecto nos ayudará a seguir reduciendo las emisiones, y estoy entusiasmado con el potencial de nuevas tecnologías de mitigación, como los inhibidores y las vacunas que se están desarrollando actualmente”.

Uruguay ha reducido las emisiones en más del 20 %

En los últimos 30 años Uruguay redujo la intensidad de sus emisiones en más del 20 % a través de una estrategia de mejorar la calidad de las pasturas con un manejo eficiente del pastoreo.

El ministro Uriarte subrayó que Uruguay tiene “metas ambiciosas” en concordancia con los compromisos asumidos en el Acuerdo de París, “y es vital que proporcionemos a los productores la información necesaria para el logro de estas metas nacionales”.

A lo anterior se suma que Nueva Zelanda y Uruguay organizarán en 2021 un “día de campo virtual” el que se aseguró será de interés para productores, agroindustria y otros actores del sector en ambos países.

“Nueva Zelanda y Uruguay tienen una relación de cooperación de larga data, que tiene claros beneficios para los productores de ambos países”, dijo O’Connor.

Uriarte por su parte señaló que “Nueva Zelanda es uno de los amigos más cercanos de Uruguay en el mundo y un modelo de producción agropecuario sostenible. Por esa razón, se han priorizado las cuestiones ambientales y los sistemas de producción sostenibles como áreas clave de colaboración entre los dos países”, dijo Uriarte.

Alianza Global de Investigación sobre Gases de Efecto Invernadero Agrícolas (GRA)

El MGAP informó también sobre la GRA señalando que tanto Uruguay como Nueva Zelanda fueron miembros fundadores cuando se lanzó en 2009; hoy cuenta con más de 60 países miembros de todas las regiones del mundo.

En 2009 GRA fue presidida por Nueva Zelanda, y en 2013 por Uruguay.

La GRA también se asocia con organizaciones internacionales y regionales claves, responsables de difundir el conocimiento basado en la evidencia a los formuladores de políticas, la comunidad científica y los líderes agrícolas.

Los miembros y socios de la GRA tienen como objetivo profundizar y ampliar los esfuerzos de investigación de mitigación en los subsectores arroz con cáscara (copresidido por Uruguay), cultivos y ganadería (copresidido por Nueva Zelanda), y coordinar actividades transversales en estas áreas. Esto incluye promover sinergias entre los esfuerzos de adaptación y mitigación.

Publicidad