18 de octubre de 2020 10:14 AM
Imprimir

Segunda ola de incertidumbre en Europa

Los nuevos casos de covid-19 en Europa ponen en alerta a los exportadores de carne, previo al inicio de una nueva ventana de faena Cuota 481, con un mercado de haciendas dispar entre plantas y entradas largas.

En Europa, la segunda ola de coronavirus se está agravando y el número de nuevas infecciones por día alcanzó un récord. El gobierno italiano anunció ayer que el número de personas infectadas aumentó en 10.925 con respecto al día anterior. Los funcionarios de salud belgas comunicaron, ayer también, que se confirmaron 10.369 personas infectadas el día 13; es la primera vez que se confirman más de 10.000 personas infectadas al día en el país. En los Países Bajos, el número de personas recién infectadas en las últimas 24 horas fue de 8.114, el guarismo más alto de la historia.

La pandemia vuelve a montar un escenario desafiante para las exportaciones nacionales de carne bovina, más aún si se tiene en cuenta que se está muy próximo a una nueva ventana de faenas Cuota 481 que dará comienzo en dos semanas, en noviembre.

El viernes en Valor Agregado, el presidente de la Asociación de la Industria Frigorífica del Uruguay (Adifu), Marcelo Secco, aseguró que el mercado de la comunidad está “muy inerte y recesivo para formar precios”, mientras que China que “se mantiene activo, pero no recupera valor”; y en Estados Unidos se completó la cuota de 20.000 toneladas de exportación.

Al mismo tiempo, un industrial y un broker coincidieron en los cortes vacunos Hilton, de cerrarse negocios, se alcanza una referencia menor a los US$ 9.000 por tonelada. Además, el exportador afirmó que las dificultades también se empiezan a manifestar para el contingente 481: “Están solicitando correr contratos y hay incertidumbre sobre un posible pedido de extensión de los pagos”.

Marcelo Secco considera que el actual contexto, donde Europa es el principal mercado en valor para la carne uruguaya, “obliga un ajuste no dramático pero sí equilibrado en el precio regional de la hacienda, tendiendo a la baja durante las próximas semanas”.

En los últimos dos meses la tendencia regional de precios de las haciendas gordas indica que las brechas entre la mayor y la menor cotización es cada vez más corta. Uruguay sigue ajustando a la baja con un novillo especial que ronda los US$ 3,20 por kilo carcasa. Brasil, con una referencia atada directamente a los cambios de la moneda local frente al dólar estadounidense, se acercó a los US$ 3 con un precio promedio de US$ 2,98 a la carne, seguido por Paraguay con US$ 2,80 y Argentina con US$ 2,66 el kilo al gancho.

Con respecto a Argentina, en el mercado existe preocupación porque el vecino país tiene disponibles unas 30.000 toneladas de carne Hilton, cuenta con el precio del novillo más bajo del Mercosur y genera incertidumbre por una posible devaluación del peso argentino, con respecto al tipo de cambio oficial.

La compra de haciendas en Uruguay está marcando entradas largas a las plantas y con frigoríficos ofreciendo distintas propuestas, mientras los ganaderos esperan las lluvias previstas para la semana. “Algunas plantas no pasan referencias de compra y en otras se puede pelear algún centavo más”, dijo Gerardo Zambrano en Carve, quien comentó que por vacas los compradores ofrecen unos US$ 3 por kilo carcasa.

Para las faenas de Cuota 481, que se concentrará en los primeros quince días de noviembre; las industrias frigoríficas “no solicitaron adelantar ganado”, dijo a Valor Agregado Álvaro Ferrés y agregó: “La actividad de faena será menor a lo procesado en agosto”.

El Presidente de la Asociación Uruguaya de Productores de Carne Intensiva Natural (Aupcin) aseguró que el negocio de los corrales de engorde, tanto para cuota como para no cuota, “está pasando por un momento muy complejo porque el precio de la comida continúa siendo elevado y hay una eventual faltante de agua”. Además estimó que “si no hay un cambio radical en el precio de la reposición el negocio de corral no va a ser atractivo, y pienso que va a ser lo que va a pasar”.

En la última semana el complejo industrial sacrificó 40.313 animales, un incremento del 12,4% en comparación a la anterior semana; y las perspectivas indican que los niveles de actividad se mantendrán en referencias similares dado que se está ingresando a una época de mayor oferta de ganado terminado. De todos modos, si bien la brecha se está achicando, la faena anual continúa siendo inferior al 2019, en un 16,8%, con un total de 1.462.620 reses procesadas.

Desde el punto de vista del relacionamiento político y de oportunidades comerciales, la visita en Washington del canciller Bustillo al secretario de Estado de Estados Unidos, Michael Pompeo, generó buenas expectativas en el sector productivo e industrial, considerando la tradición del país norteamericano como mercado y, más aún, lo que significó para las exportaciones nacionales en el primer semestre del 2020 en plena pandemia.

En su cuenta de Twitter, el representante estadounidense enfatizó: “Encantado de reunirme con el canciller uruguayo Francisco Bustillo ayer en Washington para discutir las formas en que podemos promover nuestra cooperación en materia de seguridad, comercio y defensa de la democracia en nuestro hemisferio y en todo el mundo”.

En lo que transcurre del año, según datos del Instituto Nacional de Carnes (Inac), Uruguay exportó a Estados Unidos 63.732 toneladas peso carcasa de carne bovina, un aumento del 21,3% en volumen frente al 2019.

Martín Olaverry | Valor Agregado –  Rurales El País.

Fuente:

Publicidad