19 de octubre de 2020 05:01 AM
Imprimir

Con apoyo japonés, Tandil se pone a trabajar para consolidar el “queso banquete”

CompartiremailFacebookTwitterDesde hace algunos meses se vienen realizando diversas gestiones en conjunto con organismos del Estado, para que el Cluster Quesero de Tandil sea seleccionado para desarrollar en la provincia de Buenos Aires el programa “Un Pueblo, Un Producto”. Dicho programa de desarrollo económico local tiene como objetivo potenciar el valor agregado de productos y promover el crecimiento […]

Desde hace algunos meses se vienen realizando diversas gestiones en conjunto con organismos del Estado, para que el Cluster Quesero de Tandil sea seleccionado para desarrollar en la provincia de Buenos Aires el programa “Un Pueblo, Un Producto”. Dicho programa de desarrollo económico local tiene como objetivo potenciar el valor agregado de productos y promover el crecimiento de las pymes que lo producen.

Su objetivo es dotar a los participantes de conocimientos y habilidades para redescubrir recursos locales atractivos, los medios para utilizarlos y desarrollar mercancías. En este marco, la Cámara Agroindustrial junto al Cluster reforzarán el trabajo hasta ahora realizado en el desarrollo de la estrategia comercial del queso tipo Tandil o Banquete.

El queso “banquete” es de pasta semidura, corteza fina, pasta uniforme con ojos pequeños. Textura lisa y ligeramente pegajosa. La maduración, según el tamaño de la horma, toma como mínimo 30 días. Las hormas suelen pesar de 1 a 4 kilos.

La participación de la institución quesera se da en el marco del Programa de Cocreación de Conocimiento de la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA por su nombre en inglés), como parte de la Asistencia al Desarrollo del Gobierno de Japón, a partir del acuerdo bilateral de dicho país con el Estado argentino, firmado en 2019.

Se trata de un movimiento de desarrollo local en el que se identifican uno o más productos que una población reconoce como propios y que tienen la capacidad de competir en el mercado global, a fin de dinamizar la economía de su localidad y traducirla en una mejora de la calidad de vida de la población. Tandil ya se referencia por su salamines e incluso cuenta con una Denominación de Origen para ese producto. Desde hace años, el cluster trata de sumar los quesos a esa impronta.

Este proyecto junto a JICA fue propuesto por la Cámara Agroindustrial, en consonancia con el viaje a Japón que realizó la coordinadora en aquel entonces Valeria Guido durante noviembre de 2019, donde logró capacitarse sobre este programa. Al país del este de Asia, Guido concurrió con productos lácteos de las empresas del Cluster. Un mes después, llegaron a Tandil Takumi Togashi, especialista japonés del programa OVOP, y Yasushu Hirdi, coordinador en la Argentina del programa.

“En las próximas semanas se comenzará a diagramar el trabajo específico para el desarrollo de este programa en Tandi”, se informó.

Fuente: Bichos de Campo

Publicidad