22 de octubre de 2020 22:01 PM
Imprimir

Granjas porcinas europeas albergan mutaciones virales con potencial pandémico

Nuevas evidencias ponen de manifiesto que las poblaciones porcinas europeas representan reservorios de cepas emergentes de virus de la influenza con potencial zoonótico y, posiblemente, prepandémico

Los cerdos son una especie ideal para la replicación y reordenamiento de los virus de la influenza que pueden afectar a los humanos. El agente causante de la última pandemia de influenza humana Influenza A (H1N1) / 2009 apareció en las poblaciones porcinas europeas ya en 2009.

Un estudio exhaustivo coordinado por el Friedrich-Loeffler-Institut (FLI) y el Centro Médico de la Universidad de Friburgo, revela que las explotaciones porcinas son reservorios importantes de un número creciente de diversos virus de la gripe, algunos de los cuales tienen un marcado potencial zoonótico y pueden tener potencial prepandémico.

Para llevar a cabo la investigación, se analizaron más de 18.000 muestras individuales de casi 2.500 explotaciones porcinas europeas cuyos animales estaban afectados por enfermedades respiratorias. Se estudiaron las explotaciones porcinas de varios países europeos. En más de la mitad de estas explotaciones, se encontraron infecciones permanentes durante el año por el virus de la influenza.

Uno de los objetivos del estudio fue la investigación de las posibles propiedades zoonóticas de estos virus. El análisis detallado de las similitudes con los virus humanos, así como sus propiedades de transmisión en hurones, modelo animal utilizado para la influenza humana, mostró que algunas variantes tienen potencial zoonótico.

En este sentido, los análisis filogenéticos revelaron que el reordenamiento con el virus pandémico humano A (H1N1) / 2009 produjo una combinación nueva de, al menos, 31 genotipos distintos de virus de la influenza, y 12 combinaciones distintas de hemaglutinina / neuraminidasa con consecuencias desconocidas en cuanto a la virulencia y el tropismo de huésped.

Por otra parte, varios aislamientos virales fueron resistentes a la proteína antiviral humana MxA, un requisito previo para la transmisión zoonótica. “Algunos de los virus de la influenza porcina ya han cruzado una importante barrera de defensa inmunológica para la transmisión a los humanos, y esto aumenta considerablemente el riesgo”, señala Martin Schwemmle del Centro Médico de la Universidad de Friburgo.

Estas evidencias ponen de manifiesto que las poblaciones porcinas europeas representan reservorios de cepas emergentes de virus de la influenza con potencial zoonótico y, posiblemente, prepandémico.

Publicidad